Cómo disimular papada con counturing

Lograr que visualmente no se aprecie la papada es otro punto fuerte del contouring, porque con la edad –o cuando se tiene algún kilo de más– el rostro de perfil aparece plano, y no se nota apenas la diferencia entre el hueso de la mandíbula y el cuello (no aparece esa sombra que estiliza las caras más jóvenes).

Lo más popular

Gato nos explica cómo marcar ese hueso.- Se traza una raya con la parte oscura. El trazo ha de ir desde el lóbulo de la oreja hasta el centro de la barbilla. El lugar exacto para hacerla es justo debajo del hueso de la mandíbula. Para acertar, lo mejor es tocar con los dedos el hueso", explica Gato.- La línea clara va por encima del hueso. Se traza una línea paralela a la anterior, pero justo por encima del hueso de la mandíbula. Nace del mismo sitio pero muere al comenzar la barbilla, no en el medio, como la oscura: "Lo que se quiere conseguir es que la sombra que nos va a dar el color oscuro hunda visualmente esa zona. Y la línea clara busca lo contrario: realzar la parte alta y que la baja parezca aún más hundida", dice Gato. - Difumina en paralelo. El paso final es difuminar las líneas clara y oscura: "Mueve la brocha siempre en paralelo a las líneas para que no se emborronen. Comienza con la parte oscura para que se funda con el cuello y sigue con la clara subiendo hacia la mejilla. Entre un paso y otro es conveniente limpiar muy bien la brocha para no mezclar los tonos", aconseja el maquillador.

Publicidad

Principio y final. Para esta foto se ha trabajado el rostro con la base de maquillaje Dream Satiné fluido (10 €), y las cejas con máscara Brow drama (8 €), ambas de Maybelline.