Diferencias entre acondicionador, mascarilla y leave in

A veces es difícil saber cuándo y cómo utilizar cada producto de cabello. Descubre las diferencias, el modo de aplicación y la utilidad de cada uno de ellos.

Lo más popular

Cada vez hay más productos para el cuidado y acabado del cabello por lo que quizá te resulte difícil escoger entre tanta oferta. Independientemente de marcas que te gusten o de aromas y texturas que te atraigan, la elección tienes que hacerla dependiendo de tus necesidades. Pero, ¿sabes realmente cómo funcionan y cuándo hay que usar mascarilla, acondicionador o leave in? Sigue leyendo. Josué Martínez, de JM estilistas, Madrid, experto de Wella, te da las claves. 

Publicidad

1.- Leave in. Es un producto de uso rápido ya que no necesita aclarado. Son bastante ligeros por lo que no aportan peso (perfecto para cabellos finos), pero no tratan el cabello. Ayudan a desenredar, a tener una sensación más suave, y es un producto ideal para cabellos normales o secos. Se aplica después del lavado con el cabello húmedo. También hay algunos que los puedes poner tras el secado para un acabado final.

2.- Mascarilla: Su uso está recomendado para cabellos deshidratados, y/o dañados químicamente, para eliminar el encrespado, para mantener el color, e incluso para aportar volumen al cabello. Aunque te laves el pelo a diario, se debe usar de una a dos veces a la semana ya que es un producto acumulativo. Esto quiere decir que su efecto se nota desde su primera aplicación y según vayamos incrementado su uso, el resultado será mucho mayor. Tiene un tiempo de exposición entre 10/15 min aproximadamente. Si aportamos calor una vez aplicado, podrá ayudarnos a que el efecto sea mayor. Un truco sería humedecer una toalla, meterla en el microondas durante 1 minuto aproximadamente y enrollarla en nuestro cabello a modo de turbante. Con esto conseguimos un efecto spa casero, ideal para cabellos gruesos, rizados, decolorados, o químicamente tratados. Se aplica tras el aclarado después de quitar el sobrante de agua con una toalla.

3.- Acondicionador: Son perfectos para cabellos deshidratados o ligeramente dañados. El tiempo de exposición es corto, de 3 a 5 min. aproximadamente, y su uso puede ser frecuente. Este producto nos va a ayudar a tener el cabello más elástico, brillante y a tener un aspecto más saludable. Elimina el encrespamiento, dejándolo manejable. Se aplica tras el champú.