¡No derroches!

Es la mejor manera de ahorrar. Aquí tienes la comparación con objetos cotidianos que te dan la medida

Pelo

Champú (media melena) = 1 moneda de 1 €
Acondicinador (media melena) = 2 cucharadas de café
Espuma (media melena) = 1 mandarina
Sérum (para puntas) = 1 moneda de céntimo

Rostro y escote

Crema facial = 1 kiko
Crema para el escote = 1 cacahuete
Sérum = 4 gotas
Crema contorno de ojos = 1 grano de arroz para los dos ojos

Cuerpo

Crema hidratante = 1 cucharada sopera
Anticelulítico = 1 nuez
Crema solar = 2 cucharadas soperas
Manos = 1 hueso de aceituna

Publicidad

Tentaciones que resistir

1. Comprar una base más barata si no te va. Debe tener el mismo tono que tu tez y conviene que elijas una específica
para tu tipo de piel (mixta, grasa o seca).
2. Racanear con el anticelulítico. Es preferible usar uno económico durante meses de forma regular, que recurrir quince días a un reductor más caro.
3. Utilizar la crema de cuerpo para cuello y escote. Su piel es muy fina y está tan expuesta a los agentes agresivos como la del rostro.
4. Renunciar al contorno. La piel de la zona orbicular es la más frágil y seca de todo el cuerpo y la primera en mostrar los signos de la edad.
5. Antiarrugas sin fotoprotector. Evitar el fotoenvejecimiento es la mejor forma de mantener la juventud de la piel.