Láser para terminar con la vista cansada

​Corta el problema de raíz y olvídate de las gafas.

La presbicia es la dificultad para enfocar objetos a distancias cortas, por degeneración del cristalino. Esta afección suele comenzar a partir de los 45 años y "es un problema progresivo hasta los 60 o 65 años. Llegada esta edad, lo padece casi el 100% de la población", afirma el doctor Emilio Juárez, del Instituto Oftalmológico Tres Torres. 

El láser Amaris 105 RS tiene un software que elimina una dioptría en un segundo. Se utiliza en pacientes de menos de 50 años con poca vista cansada. 

Publicidad

Corrige la que se tiene en ese momento, pero, como es progresiva, no es definitivo: "El gran cambio lo ha supuesto el láser Catalys, que actúa sobre la causa y nos libra para siempre del problema. En cuestión de implantar lentes intraoculares multifocales, que duran indefinidamente", explica este oftalmólogo. Después, el paciente a no necesita gafas (2,500 €/ojo). 

Instituto Oftalmológico Tres Torres (Barcelona, Madrid y Bilbao) oftalmologiatrestorres.com