Cómo preparar tu rostro para el sol: exfoliar

Si quieres disfrutar de los primeros rayos con la tranquilidad de que obtendrás un tono saludable, preparar la piel es lo primero. Limpiar, exfoliar e hidratar son los tres pasos fundamentales.

Lo más popular

Después de una buena limpieza, el siguiente paso es la exfoliación. Es decir, eliminar las células muertas que quedan en la capa córnea y ayudar así a la dermis a regenerarse mejor. 

De esta manera estará más lisa, luminosa, con menos arruguitas y perfectamente dispuesta a recibir el tratamiento posterior. Como cuenta Carolina de Castro, la piel se renueva de forma espontánea cada 28 días, cuando las células muertas se desprenden de la capa externa y son reemplazadas por otras nuevas en perfecto estado. Pero con el paso del tiempo y con los cambios estacionales, la renovación tarda más: "Entonces se muestra seca y poco oxigenada, apagada y envejecida. Por eso es vital, tras la limpieza, una exfoliación semanal", aclara. 

Publicidad

Cuestión de física y química

Las hay físicas y químicas. Las primeras se pueden realizar con fórmulas que contienen micropartículas que arrastran (de polietileno, de óxido de aluminio...). Las segundas se basan en la utilización de ácidos, que actúan 'pelando': "Si pretendemos aclarar manchas, buscaremos un producto rico en Vitamina C, ácido glicólico, salicílico o regaliz. En caso de piel sensible o seca, es mejor escoger productos con aceites esenciales y extracto de algas, hidratantes y refrescantes", añade Carolina. Cuando realizamos este paso en casa, es mejor decantarse por la exfoliación física: "La química debe estar controlada por un profesional. En principio, el cutis sensible responde mejor a la renovación química, mientras que para uno graso es preferible la de arrastre y grano grueso. El mixto se beneficia de una forma u otra según sus características, de la edad y de los problemas que presente", aconseja. ¿El mejor momento? Por la noche, que es cuando tiene lugar la regeneración celular, incluyendo el gesto como parte de un ritual de relajación y de un momento para dedicarse a una misma.

Lo más popular

Si vas a decantarte por la versión química tienes que saber que un peeling puede ser superficial, medio o profundo, en función del grado de envejecimiento. Los dermatólogos españoles recomiendan realizar la versión superficial a partir de los 25 o 30 años para mejorar el aspecto general de la piel, porque permite la incorporación a la vida cotidiana al momento y no es agresiva.

¿Cómo aplicarlo?  

Con la piel humedecida, extendemos una pequeña cantidad (equivalente a una avellana) en el rostro evitando el contorno de los ojos. Masajeamos y aclaramos con agua.

De izquierda a derecha: Gel exfoliante British Rose de The Body Shop, 17 €. Mascarilla exfoliante Scrub & Mask de Filorga, 40 €. Exfoliante suavizante Flash de Lancaster, 29 €. Exfloiante sólido Rub Rub Rub de Lush, 8 €, Esponja limpiadora Konjak de Sephora, 7 €, Mascarilla Wonder Mud de Biotherm, 48 €, y Tratamiento Pore Dermoabrasion de Dr. Brandt en Sephora, 58 €.

Tratamiento en cabina: directo al ADN

El pelling DNA Recoverty de la doctora Purificación Espallargas, con consultas en Madrid, Zaragoza y Teruel, actúa reparando el ADN, gracias a la nanotecnología capaz de conseguir que los activos vayan donde deben. Es ideal para todo tipo de piel y cualquier fototipo. Se recomiendan una o dos sesiones (desde 150 €). draespallargas.com