Anna Riera, la chica que consiguió que Zara ampliara sus tallas

Anna tiene tan solo 18 años, pero las ideas claras. Indignada porque los escaparates de Lefties exhibían la moda en maniquíes demasiado flacas, decició emprender una acción en Change (la web de recogida de firmas online) para pedir que retiraran los maniquíes. Lo consiguió gracias a 112.000 firmas que le apoyaron, y decidió emprender la siguiente acción: que Zara amplíe sus colecciones más allá de la talla 42. "De pronto vi que se podían cambiar las cosas así", nos dice Anna, que asegura que no lucha por ella sino por una sociedad más justa. 

Lo más popular

Anna tiene tan solo 18 años, pero las ideas claras. Indignada porque los escaparates de Lefties exhibían la moda en maniquíes demasiado flacas, decició emprender una acción en Change (la web de recogida de firmas online) para pedir que retiraran los maniquíes. Lo consiguió gracias a 112.000 firmas que le apoyaron, y decidió emprender la siguiente acción: que Zara amplíe sus colecciones más allá de la talla 42. "De pronto vi que se podían cambiar las cosas así", nos dice Anna, que asegura que no lucha por ella sino por una sociedad más justa. 

Publicidad

Tu intención, más allá de hablar de tallas, ¿cuál es?

Quiero que la gente deje de ver las tallas grandes como algo negativo. Si tienes una talla grande no tienes que frustrarte por eso, aunque haya tiendas que te digan lo contrario. No es malo tener una talla grande, siempre y cuando estés sano.

¿Crees que las grandes firmas discriminan?

Sí, pero no solo ellos. También Mango, porque te hace ir a otra tienda, a Violeta. El hecho de que no tengan más tallas es una manera de decir "las tallas grandes no merecéis ir a la moda", y para mí es alarmante. 

Lo más popular

¿Cómo crees que le afecta esto a una chica joven?

Frustración. He visto a amigas mías muy afectadas preguntándose cosas como: ¿Por qué yo no?". Me preocupa ver cómo se infravaloran solo porque creen que su físico no es el adecuado, cuando en realidad no tienes por qué ser de una manera determinada. 

¿Has recibido críticas por fomentar la obesidad?

Sí, pero lo que yo hago no es eso, y tampoco discrimino a gente delgada. Quiero transmitir que cada físico es bonito y que vivimos en una sociedad en la que los cuerpos no tan delgados están mal vistos. Cada uno es único y especial y no tiene sentido que sigamos así.

¿Qué han significado para ti las reacciones de la gente?

Valoro las críticas porque eso quiere decir que estoy tocando fibra. También los comentarios positivos: hay muchas chicas que me han escrito para compartir sus problemas y me halaga. 

¿Cuál crees que es el problema de la sociedad? 

Son muchos frentes en este caso, pero creo que no nos educan para ser críticos. Tenemos que dejar de ser como nos dicen y empezar a aceptarnos cada uno.

Artículos relacionados