10 falsos alimentos "sanos"

​Son productos cuya publicidad confunde puesto que ponen el acento en una propiedad supuestamente saludable, pero esconden otras que no lo son tanto.​ Que esté libre de azúcar no significa que no los tenga, los productos light no siempre lo son tanto y algunos edulcorantes son peores que si no los echaran.​

Lo más popular

Ata Pourami, autor del libro "Tú eres tu medicina" ha identificado en las estanterías de los centros comerciales muchos "falsos alimentos sanos", como él los llama. Son productos que confunden por su etiquetado ya que muchas veces tienen más desventajas que ventajas. Te los resumimos en los diez más comunes:

1.- Bollería enriquecida con Omega 3:   Ata explica que el Omega 3  nos ayuda a aumentar el llamado colesterol bueno es el de orígen animal, presente en los pescados azules. Pero para obtener algún beneficio del que aparece en las galletas, por ejemplo, tendríamos que tomar una cantidad excesiva. También , por lo tanto, tomaríamos gran cantidad de azúcar, grasa y sal.

Publicidad

2.- Ojo con el mal llamado zumo natural de fruta que aparece en mucho zumos envasados que se les da a los niños. Normalmente suelen llevar una cantidad ínfima de jugo natural y sí contienen mucho azúcar artificial, colorantes y conservantes.

3.- Producto natural vegetal sin colesterol. Esta etiqueta se suele poner a las margarinas y en realidad se trata de productos altamente procesados, nada saludables. Si fueran integramente vegetales no tendrían colesterol porque los vegetales no lo tienen. 

Lo más popular

4.- La etiqueta de "Sin azúcar añadido" suele ir en alimentos que ya presentan altos niveles de azúcar. No hay por qué añadirle más.

5.- Otro mito, "libre de grasas". Puede que no las contengan pero seguramente sí tienen azúcares que aportan muchas calorías y engordan. Además, cuidado con los aceites hidrogenados y sus grasas trans. 

6.- Cuando dicen "Pollo y huevos de corral" no especifican qué comen esos animales. Es un mensaje muy ambiguo que puede no corresponderse con la idea de salubridad que tenemos. 

7.- La etiqueta "Light" en ocasiones es errónea pues se han detectado muchos edulcorantes en algunos de estos alimentos.

8.- El que ponga que "contiene tofu" no es sinónimo de sano, como mucha gente piensa. La supuesta bondad del tofu es una de las mayores leyendas urbanas de la alimentación, según Ata Pouramini. El tofu procede es un producto altamente procesado que procede de un desecho de la proteína de la soja.

9.- Igual que el que tenga "leche de soja". El experto aclara que una cosa es alubia de la soja o sus brotes, sanos y ricos en calcio, magnesio y vitamina E , y otra los productos derivados de la soja. Yogures, leche y otros han sido puestos en cuarentena por entidades como la Asociación Diatética de Gran Bretaña, que recomienda evitarlos en la alimentación infantil.

10. Por último, ojo a los tamaños que aparecen en las etiquetas y que relacionan, por ejemplo, la cantidad ingerida con las calorías del alimento. Pero se habla en miligramos, no en cantidades reales de consumo, como un plato o una ración.