Todo lo que siempre quisiste saber de un perfume

El arte de la perfumería es milenario, alquímico y refinado... y desconocido para la gran mayoría del público. A menudo se usan palabras como "chipre" o "almizclado" que no sabemos exactamente con qué se corresponde. Sigue leyendo para descubrirlo.​

El universo olfativo es, probablemente, uno de los más apetecibles de la constelación de la belleza. El arte de la perfumería es milenario, alquímico y refinado pero también muy desconocido. Para quienes no han investigado la terminología o la particularidad de las materias primas más extravagantes, la descripción de un jugo puede suponer un desafío. 

Romano Ricci, creador de Juliette has a Gun, nos descubre qué es un chypre, qué hace que un perfume se considere oriental, de dónde sale el azmizcle o qué son los aldehídos. 

Publicidad

1.- Chypre. La expresión 'chypre' o 'perfume chypre' proviene del perfume del mismo nombre lanzado por la empresa Coty en 1917. Su acorde principal de bergamota, jara, pachulí, musgo de roble y almizcle tuvo un  gran éxito y ha inspirado grandes perfumes y a grandes literatos (en El Hacón Maltés de Dashiell Hammet, el protagonista usa un pañuelo perfumado con un chypre. 

2.- Oriental. Se enmarcan aquí las fragancias dominadas por el ámbar y seguida de una mezcla de notas balsámicas procedentes de resinas como el incienso, styrax, benzoina o mirra; a los que se añaden vainilla, granos de haba tonka y, a veces, pachulí. 

Lo más popular

3.- Almizcle. En origen el almizcle es una hormona proveniente del ciervo almizclero, una especie protegida del Himalaya. Su uso en perfumería se prohibió en los años 70 y desde entonces se ha sustituido por similares como el pato o buey almizclero además de la civeta africana. Estos almizcles componen hoy día la materia natural de este aroma que da sensualidad, intensidad y una larga persistencia al perfume. 

4.- Aldehídos. Son moléculas de síntesis presentes en su estado natural en los cítricos. Muy poderosas, dan luminosidad y difusión a las composiciones florales. Fueron descubiertas a principios del siglo XX y están presentes en numerosos perfumes.

5.- Azafrán. Esta especia oriental es la más cara del mundo (un kilo de esencia cuesta alrededor de 30.000€). Proviene de una florery se necesitan unas 250.000 flores para lograr un kilo de esencia. Descrita como oro rojo, proporciona una potente y característica nota de cuero suavísimo a una composición oriental.