Claves para unos pies 10 este verano

Ha llegado su momento. Los pies se liberan de ataduras, recuperan una piel suave y bonita y se visten con esmaltes de temporada. Ahora es cuando merecen la mejor de las pedicuras.

Lo más popular

Una buena pedicura es un gesto de belleza tan importante como un maquillaje favorecedor o un peinado bonito. Y si hablamos del verano, aún más. Sin embargo, no basta con quitarnos las medias, pintarnos las uñas y calzarnos las sandalias. Esta parte del cuerpo lleva muchos meses escondida, sin que la mimemos como merece. Las células muertas tienden a acumularse por falta de exfoliación, especialmente en los talones, y los dedos sufren deshidratación. Las uñas necesitan alegría cromática y un buen limado, y pies, tobillos y pantorrillas un masaje que mejore la circulación sanguínea y combata la hinchazón: "Cada mujer debería firmar un contrato con su pareja para que se comprometa a darle un masaje de pies cada noche", dice en tono divertido Bastien González, el gurú de celebrities en cuestión de cuidados de pies. ¿A que te encanta la idea? 

Publicidad

Cuidados básicos en tu hogar

Cuando hablamos de pedicura solemos quedarnos con el esmaltado, pero un buen tratamiento es mucho más que eso. De hecho, pintarlas es solo el último paso para lucir unos pies perfectos, porque la salud está por encima de la estética y el abuso de calzado inadecuado y pasar mucho tiempo de pie terminan pasando factura. Por eso es fundamental cuidarlos y, además de pasar periódicamente por el salón, conviene mantenerlos en casa con los mimos oportunos. 

Lo más popular

"El primer paso para los tratamientos en casa es tener a mano una buena lima para durezas y pasarla por los talones una vez por semana en la ducha, cuando ya hemos reblandecido la piel, porque será más sencillo eliminarlas", nos cuenta Elena Comes. Después, hay que hidratar muy bien todo el pie y llegar hasta el tobillo utilizando a diario una crema más densa para las zonas conflictivas, y masajeándola hasta que se absorba del todo. Existen cremas específicas muy ricas que rehidratan en profundidad.

"Para mantener bien las uñas recomiendo utilizar aceite de aguacate, que es muy hidratante, y una lima que evite que se abran", dice Elena. Y un consejo: pásala siempre en la misma dirección. También es importante combatir la hinchazón de los tobillos, que afean cualquier pie por bonito que sea. Según Comes, hay que huir del exceso de sol, hacer ejercicio, no calzar taconazos excesivos o bailarinas planas y, en la mesa, no abusar de la sal y el azúcar. 

Los últimos tratamientos

Para un resultado diez, es conveniente hacerse una pedicura profesional. Lo último son los salones con aplicaciones de móvil que además de poder reservar online te permiten enterarte de paso de qué se lleva y conocer la experiencia de otras clientas. 

Perfectos para recuperar la suavidad y la hidratación que tus pies necesitan, en los rituales de salón suelen dar prioridad a una exfoliación meticulosa, mascarillas purificantes, masajes descongestionantes y la cosmética más sensorial. Sigue leyendo para descubrir los más novedosos y adecuados para las diferentes necesidades:

Tobillos antirretención. Es un método remodelador, descongestionante y reafirmante flash para piernas y tobillos, que suelen ser los grandes olvidados cuando se hace una pedicura. Aúna la última tecnología led de efecto drenante con un completo masaje manual reductor a base de cosmética dermatológica que se llama Led mi up! Está hecha de hiedra, ciprés y abedul y se trabaja muy bien para que penetre perfectamente. 55 ⇔, en Le Petit Salon (Madrid). 

Cien por cien natural. Este ritual vegano, orgánico y ecofriendly se realiza con esmaltes libres de tóxicos cancerígenos, sin transgénicos y con materias primas, incluidos bajo la etiqueta de Comercio Justo. Incluye un intenso peeling exfoliante a partir de materias primas cien por cien vegetales, mascarilla con toallas calientes, masaje descontracturante e hidratación intensiva. Todo muy en la línea de la filosofía slow. 52 ⇔, en Slow Life House (Madrid). 

Pedicura detox. También se conoce como exfoliación Orly. El primer paso para unos pies libres de durezas es un peeling, profundo pero cuidadoso con los pies, para no dañar su capa protectora. La combinación de esa exfoliación con la detoxificación con sales purificantes del Mar Muerto, aceite de aguacate, de gran poder suavizante y mandarina italiana, tonificante y vigorizante, deja los pies como nuevos. 30 ⇔, en Beauty Laietana (Barcelona). SOS hidratación. Es una pedicura exfoliante mineral con diamante negro, partículas de perla y arena volcánica, con principios activos que actúan contra la deshidratación extrema, las piernas cansadas y la degeneración de la uña a todos los niveles. Está especialmente indicada para pies con problemas y personas que sufren acumulación de líquidos. 62 ⇔, en Noelia Jiménez (Madrid). 

Tratamiento técnico. Esta meticulosa pedicura es ideal para pies sumamente estropeados o con callosidades, y aquellos que sufren por el abuso de tacones. Se retira el exceso de piel, después un masaje enfocado a aliviar las articulaciones y, por último, un mimo especial para uñas y cutículas. Se recomienda alternar con una de tipo spa, más sensorial y relajante. 35⇔, en los centros D-Uñas de toda España.

Publicidad

Tendencias: arriesga y gana

1.- Naranja de Essie, 13 €. 2.- Esmeralda de Chanel, 26 €. 3.- Rosa de L`Òreal París, 8 €. 4.- Rojo intenso de Mac, 16 €. 5.- Mandarina de L`Òreal París, 8 €. 6.- Azul fuerte de Bourjois, 10 €. 7.- Metalizado en azul de YSL, 28 €. 8.- Rojo carmín de Guerl
Lo más popular

En cuanto a lo que se lleva este verano, hay varias tendencias bien diferenciadas. Por un lado, como explica Marta Martín de la Hinojosa, de la cadena D-Uñas, "están de moda los colores pastel, como el turquesa, el amarillo y el rosa bebé, junto a otros también vivos pero mucho más ácidos: verdes, fucsias, lilas o naranjas". Y si hablamos de un toque especial, la pedicura francesa 'desestructurada' es la clara ganadora: cualquier combinación bicolor es válida, más allá de los clásicos rosa y blanco: "Y también triunfan los diseños arriesgados, como las cutículas nail art: consiste en cubrir la superficie de la cutícula con adhesivos o diseños realizados de forma manual; o la tendencia rainbow para los amantes de los tonos brillantes, imitando un arco iris". 

Si prefieres dejar de lado la vanguardia y apostar por la elegancia clásica, firmas como Yves Saint Laurent, Chanel o Guerlain eligen tonos tradicionalmente ligados al invierno, incluso texturas nacaradas: azul noche, champán, rojo Marilyn, verde oscuro, etc. 

Elena Comes, propietaria de Le Petit Salon, nos cuenta cómo lograr que el esmaltado en casa nos quede perfecto: "Recomiendo utilizar unos moldes especiales alrededor de la cutícula para conseguir que el resultado sea regular. Si nos salimos, solo tenemos que esperar a que se seque y luego limpiamos los restos con agua y jabón". Lo aconsejable es aplicar siempre una capa de base (de lo contrario, los pigmentos penetran en la uña), dos de color y una última de top coat o secante, para que aguante. 

En la forma, esta temporada no hay corsés: cuadradas, ovaladas, cortas, largas... Como dicen desde Essie, firma especializada, "hay que tener en cuenta dos factores: tu gusto personal y la forma natural de tus uñas. Si nacen redondeadas te favorecerá, más una forma almendrada, y si es más angulosa, lo ideal es dejarlas ligeramente cuadradas". d-unas.com. 

Los clásicos se renuevan

Pervive el rojo. 

El color más sexy de la paleta no pasa de moda. Ni siquiera en verano, cuando antes estaba destinado a las temporadas más gélidas. Intenso, pálido, anaranjado, cereza... convierte el rojo en el nuevo talismán para tus uñas.

Nueva francesa.

Adaptándose al siglo XXI llegan las nuevas uñas francesas. La tradicional combinación de rosa con borde en blanco se invierte o da paso a otras propuestas: blanco y negro, nude y metalizado o efecto espejo. Todo vale.

En tu casa

Si quieres lucir unos pies impecables este verano, combina los tratamientos profesionales con los cuidados en casa. Te hará falta descongestionar con sales relajantes, utilizar una lima seudoprofesional (pero cuidado con pasarte utilizándola porque podrías dañar los pies), exfoliar, hidratar y nutrir zonas críticas, como los talones.

1.- Exfoliante Quing Fa de Rituals, 12 €. 2.- Crema cutículas de Eve Lom, 23 €. 3.- Lima electrónica Fet & Roll, de Beter, 26 €. 4.- Lima eléctrica de Pedi Silk, 37 €. 5.- Pulidor de pies de The Body Shop, 4,50 €. 6.- Crema callosidades Xerial 50 de SVR,