Apostando todo al eyeliner

Natural y limpio, pero al mismo tiempo elegante y sensual. Descubre ​cómo conseguir sacarle el máximo partido a tu mirada.

Un look muy especial que centra el punto de atención en la mirada: "Recomiendo comenzar aplicando un suero como si fuera prebase, con la tez limpia. Después se pone la base con movimientos de alisado del centro del rostro hacia el exterior, difuminando los contornos para que no haya cortes de textura ni de color. El objetivo es una piel natural, transparente, fresca y superluminosa", dice Roberto. En la zona de la ojera, surco nasogeniano y en aquellos sitios donde queramos dar volumen, se aplica un corrector en un tono más claro que el fondo y se difumina con pequeños toques con la yema de los dedos. En los ojos, "se extiende una sombra beis mate y a ras de las pestañas superiores se traza el eyeliner desde el lagrimal hacia el exterior. De la mitad del ojo hacia fuera hay que hacer un trazo mas grueso y con un rabillo ligeramente ascendente. El truco es aplicar abundante mascara de pestañas en movimientos de zigzag de la raíz hacia la punta para abrir bien la mirada y conseguir un mayor volumen. Finalmente, aplica en el pómulo un blush en tono rosa bien difuminado hacia la sien, para conseguir ese efecto de rubor natural, y maquilla los labios con ayuda de un pincel en un tono piel, para dejar el protagonismo a los ojos".

1. Eyeliner Grandiose Liner, 38 €. 2. Suero Advance Genifique, 82 €. 3. Barra de labios L'Absolue Rouge, 33 €. 4. Base de maquillaje Teint Miracle, 40 €. Todo de Lancôme.
Publicidad