Quiero las cejas de Penélope

​​Marcadas, pero bien estructuradas, naturales y ligeramente despeinadas. Así son las cejas más demandadas en los centros especializados. Te decimos cómo lograr el 'arco perfecto'.

Lo más popular

Penélope Cruz siempre ha lucido unas cejas poderosas para potenciar la fuerza de su mirada. Antes, más desdibujadas y desordenadas; ahora, bien marcadas. No es de extrañar que se hayan convertido en objeto de deseo de muchas de nosotras, porque, sin ningún género de dudas, un par de cejas bien diseñadas restan años y suman belleza al rostro.

Jared Bailey, experto mundial en cejas de Benefit, nos cuenta cómo se llevan esta temporada: "Atrás quedaron las cejas excesivamente depiladas, tatuadas, repeinadas y demasiado finas. Están de moda muy naturales, gruesas, densas y ligeramente despeinadas (sin exagerar). Es fundamental adaptar siempre la forma y el grosor a la fisiología de cada persona. Ese es el primer paso para acertar de pleno". 

Publicidad

Además, nos da un truco extra: "Marcar un poco el arco nos alegra el rostro y aporta un efecto lifting, pues abren el ojo". 

¿Cómo depilarlas bien?

María Soláns, maquilladora de celebrities y directora de la escuela Mary Make-Up recomienda usar pinzas o hilo y huir de la cera, ya que "los tirones desgarran el párpado". Hay que coger los pelitos desde la raíz para evitar roturas, tirar con suavidad en la dirección en que crecen y de uno en uno". Desde la Academia Española de Dermatología (AEDV) nos aconsejan, además, evitar la exposición al sol tras la depilación para que no aparezcan manchas. Aunque su consejo número uno para conseguir un arco armónico con el rostro es respetar la forma natural de las cejas y no empeñarse en darles una forma demasiado radical. ¿Su recomendación? Dejar un grosor medio y el arco superior marcado con una ligera elevación lateral. 

Lo más popular

¿Cómo aprendo a maquillarlas? 

Según María Soláns, podemos utilizar sombras de ojos para conseguir un efecto sutil y desdibujado, "aunque si lo que quieres es que parezca más poblada, es preferible utilizar lápiz. Es mejor maquillar siempre en la dirección de los pelitos, para aportar profundidad en la zona más alta del arco", comenta. El experto de Benefit recomienda "empezar a maquillar la ceja justo por la zona que queda debajo, y después rellenar con lápiz. Y siempre difuminar con un cepillito al final". Bailey aconseja realizar antes un "mapa de cejas" para determinar las tres líneas clave que nos ayudarán a  darle la forma correcta. Para saber dónde debe comenzar la ceja, trazamos una línea imaginaria desde la aleta de la nariz pasando por el lagrimal hasta alcanzarla. Para saber dónde debería arquearse, trazamos una nueva línea imaginaria que comience en la aleta de la nariz y pase por el borde externo del iris. Finalmente, para averiguar dónde debe terminar se traza otra línea desde la aleta de la nariz que pase por el lado externo del ojo".  

¿Cuál es el tono perfecto?  

Todo depende del color de tu cabello. Si eres rubia, lo más adecuado es que te maquilles con un lápiz o gel de tono algo más oscuro que tu color de pelo. Si eres castaña o morena, debes escoger un tono similar al tuyo natural. La directora de la escuela Mary Make-Up lo resume así: "Las rubias deben usar un marrón claro y huir de los que tiran a naranja; las castañas, marrón medio, y las morenas, un lápiz oscuro". Jared aconseja ir probando diferentes colores hasta dar con el tono ideal para cada una. 

¿Cómo hacer que dure todo el día? 

Es la mayor preocupación, porque a veces empiezan a estropearse con el paso de las horas,  pero también para ello nuestros expertos tienen solución. La zona de la ceja debe estar limpia y seca antes de comenzar a pintar, para que no queden restos de cremas o aceites. Para asegurarnos de que es así, conviene esperar unos minutos tras la rutina cosmética habitual. Según el experto de Benefit, la clave está en utilizar un producto fijador después de aplicarte el maquillaje. También puedes utilizar productos de larga duración, incluso waterproof. 

 ¿Qué pasa con las canas? 

Jared nos da la solución: "Convendría teñirlas en un centro especializado para que además parezcan más densas, y si luego hay calvas, maquillarlas. Si preferimos no teñir, podemos recurrir a un gel con microfibras que aporte color". En un bar de cejas de Benefit (los hay en toda España), el tinte, acompañado de una depilación previa, cuesta 32 euros. También se puede optar solo por el tinte, pero tiene que ser específico para cejas, como hacen en David Lorente (Madrid). Su precio es de 10 euros y además te hacen una prueba previa de alergia para evitar sorpresas desagradables. 

¿Y cuando se cae el pelo?

Como el del resto del cuerpo, este pelo se cae y tiene una fase de nuevo crecimiento que dura alrededor de un mes. Ese es su ciclo natural, pero en ocasiones, bien por naturaleza, falta de vitaminas, cicatrices o alteraciones en la piel, bien debido a algunas enfermedades (liquen plano, lupus, alopecia areata o tricotilomanía, es decir la manía de tirar de ellas) la ceja aparece pobre. Junto a los tratamientos cosméticos revitalizantes para potenciar su crecimiento, contamos con otras opciones estéticas como las extensiones de cejas. Se realizan con pelos hechos de seda natural, de los que elegimos el color y el grosor, y se pegan con un adhesivo totalmente seguro, imitando la dirección y forma de las naturales. Dura entre dos y tres semanas. En D-Uñas, con centros en toda España (de 40 a 120 €). La micropigmentación es otra solución y consiste en tatuarlas con pigmentos. Aunque exige un retoque periódico, resulta muy práctico (desde 350 €). También existe la opción del trasplante, que se hace de forma similar al de cabello. Se extraen unidades foliculares de la región donante (nuca, pubis o axila) y posteriormente se injertan en la zona. La intervención dura entre dos y tres horas (en In Hair Clinic, del doctor Federico Mayo, de 2.000 a 3.000 €).

Publicidad

¿Existe el 'contouring' de cejas?

"Sí, existe. y consiste en disimular defectos jugando con la forma de las cejas. Así, cuanto más juntas están, más fina parecerá la nariz y al contrario: unas cejas separadas consiguen aportar cuerpo a una nariz demasiado estrecha. Si queremos alargar ópticamente el rostro, dibujaremos las cejas más largas, mientras que  si lo que deseamos es hacer que parezca ovalado, las acortaremos", explica Jared Bailey. Son trucos de experto que consiguen dar armonía al rostro y que ponen el toque mágico a un maquillaje luminoso y rejuvenecedor. Unas cejas cuidadas son el primer paso para lograr una mirada diez.

Lo más popular

Tratamientos de fondo

1. Activador de cejas Selash de Sesderma, 30 €. 2. Sérum M2 Brows de M2, 155 €. 3. Sérum Revitabrow Advanced de RevitaLash, 115 €. 4. Gel EyeBrow Lipocils de Talika, 32 €.

Maquillar y rellenar es una opción para las cejas que por naturaleza están poco pobladas, pero si buscamos una solución de fondo, lo ideal es escoger un tratamiento cosmético específico. Esta nueva generación de productos con péptidos y agentes renovadores nos ayudará a que las cejas estén más densas, pobladas, suaves y sanas. Eso sí, hay que ser muy constantes y aplicarlos a diario, habitualmente por la noche. La mayoría se extienden con un cepillito o aplicador en esponja sobre el vello. Hay que tener cuidado de no salirse para evitar que aparezcan pelitos en zonas no deseadas.

Una forma para cada tipo de ojos

El diseño de las cejas puede enfatizar o disimular la forma de tus ojos, según Benefit.

ALMENDRADOS

A este tipo de ojos le queda bien una ceja estándar, que no se arquee demasiado ni sea muy larga, porque lo que queremos es conservar la forma del ojo, que ya es bonita de por sí. 

PEQUEÑOS

Conviene alargar el final, para que esa zona sea más extensa y así agrandarlos un poco. Además, las cejas pobladas y definidas producen el efecto de abrir la mirada.

JUNTOS

Es aconsejable separar un poco las cejas, para que los ojos parezcan más alejados de lo que están en realidad. Para ello hay que despejar bien toda la zona del entrecejo.

SEPARADOS

Para crear el efecto óptico que los acerque tenemos que dejar crecer las cejas hacia el centro del rostro. De esta manera conseguiremos que parecezca que los ojos están más juntos.