Un plan redondo para empezar el 2011

Con buen pie

No podrás rechazar esta propuesta para que el día 31 sea inolvidable. Uno de los hoteles más emblemáticos de Madrid, el Wellington, te ofrece pasar la tarde en su spa para relajarte en la piscina de burbujas y limpiar tu piel el hamman. A partir de las ocho: aperitivo, cena de gala, uvas de la suerte y barra libre. Y para completar la noche, un reparador sueño. ¡Ah!, y no olvides probar su cartar de almohadas.

Publicidad

www.hotel-wellington.com