5 razones por las que llevar los labios rojos

Están más de moda que nunca y pueden transformar y animar cualquier look. Los labiales en tonos rojos, bien aplicados, favorecen a todos los rostros. Pero, además, hay razones objetivas para probar. Anímate.​

Lo más popular

Objeto
de deseo de las mujeres de todo el mundo, las barras de labios en
tono rojo son también las que más atraen a los hombres. Un simple
toque de rouge de este color cambia por completo tu aspecto en una
sola pasada. Si aún no te has atrevido, haz pruebas en casa. Las
barras de labios Atomic Red Mat, de acabado totalmente mate y de
larga duración de Deborah Milano, tiene cuatro tonos profundos y muy
femeninos.

Publicidad

Son muchas las razones por las que, al menos por una vez,
deberías pintar de rojo tu boca. Aquí te contamos cinco:

1.-
Está de moda. Irás a la última con una barra de labios en color
rojo, mejor en mate para el día y con brillo para la noche. Anima
cualquier look, especialmente un simple vestido negro. Eso sí, si
vas vestida de rojo integral, evita este tono en tus labios, sería
demasiado cargante.

Lo más popular

2.-
Es sexy. Y además está científicamente demostrado por un estudio
de la Universidad de Manchester que asegura que el movimiento ocular
de los hombres es más rápido y la atención mayor cuando miran a
mujeres con labios rojos (7,3 segundos de media) frente a los solo
2.2 segundos que dedican a las mujeres que no llevan pintalabios.

3.-
Rejuvenece. Uno de los principales signos de envejecimiento es la
pérdida de volumenes en el rostro, algo que también afecta a los
labios. Pero éstos no solo se quedan más finos sino que pierden
parte de la intensidad de su color natural. Por eso, maquillarse los
labios en tonos rojos da un aspecto más juvenil.

4.-
Hacen los dientes más blancos. Un labial en rojo con base azulada
genera una sensación visual que hace que los tonos claros que le
rodean parezcan más blancos de lo que son. Y al contrario, si tiene
base anaranjada les da un aspecto más amarillo. Así que ya sabes,
para una sonrisa de cine e impecable busca un rouge con tinte
azulado.

5.-
Sientan bien a todas. Eso sí, hay tantos rojos como mujeres, solo
tienes que dar con el tuyo. Por ejemplo, los tonos
rojos

muy intensos, carmesí o granate son ideales para las pieles blancas
o muy oscuras. Los que tienen matices más naranjas u ocres son
ideales para las castañas o morenas claras. Todo es cuestión de
probar.