María Blasco: "Podremos morir jóvenes… a los 140 años"

​¿Estaremos a punto de alcanzar la eterna juventud? ¿Podremos pronto detener los efectos del paso del tiempo? Esta importante bióloga molecular nos lo cuenta.

Lo más popular

El ser humano busca la eterna juventud en la cosmética y en la cirugía estética. El objetivo: detener el tiempo o, mejor dicho, los efectos del paso del tiempo sobre nuestro organismo. Pero lo cierto es que la ciencia está cada vez más cerca de lograr que vivamos más y, por supuesto, mejor. En esa lucha contra el paso de los años, María A. Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), parece haber encontrado la luz. Entre probetas y tubos de ensayo se dedica a analizar los entresijos de telómeros y telomerasas (regiones del ADN), con el fin de que el día de mañana resulte posible duplicar nuestra esperanza de vida actual. Esta bióloga alicantina es una reconocida científica que cuenta en su currículum con el Premio Nacional de Investigación santiago Ramón y Cajal gracias a sus avances en la lucha contra el envejecimiento.

Publicidad

Ahora, María A. Blasco acaba de reunir las conclusiones de sus estudios en la obra Morir joven, a los 140 (Ed. Paidós), escrita junto a la periodista Mónica G. Salomé. Juntas han compuesto una auténtica oda a la vida eterna que nos plantea múltiples interrogantes: ¿tendremos ochenta años y nos sentiremos como unos treintañeros? ¿Veremos el cierre de las clínicas de cirugía estética? ¿Asistiremos al fin de las cremas antiedad? Las respuestas son alentadoras: las arrugas desaparecerán.

Lo más popular

La primera pregunta es obligada: ¿es posible conseguir la eterna juventud?

Bueno, aunque la especie humana consiguiera la ansiada eterna juventud, seguiríamos siendo mortales, ya que somos seres vivos y podemos morir por falta de alimento o por culpa de un accidente violento. Dicho esto, las investigaciones de los últimos años indican que es posible alargar la juventud en ratones y aumentar su longevidad. Por lo tanto, es previsible que la futura aplicación de estos descubrimientos en seres humanos con el fin de prevenir enfermedades pueda alargar muy significativamente la juventud.

¿Esto significa que en un futuro cercano será posible erradicar las enfermedades? ¿Habrá cáncer dentro de veinte años?

La investigación nos ha traído nuevos avances médicos que han permitido tratar más eficientemente y hasta erradicar algunas enfermedades. Sin embargo, aún quedan dolencias como el cáncer, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares o el alzhéimer. Estas afecciones tienen su origen en el proceso de envejecimiento del organismo. En la medida en que conozcamos mejor por qué envejecemos seremos capaces de prevenir y tratarlas más eficientemente.

En tu libro señalas que "el envejecimiento es el germen de todas las enfermedades". ¿Será posible vivir más años con un físico y una salud de hierro?

El reto precisamente es conseguir vivir lo mejor posible y con una buena salud y una buena calidad de vida. Cuando se alarga la vida de un organismo es siempre porque vive más tiempo sin enfermedades. Las personas más longevas son hoy en día aquellas que desarrollan las enfermedades más tarde.

Tal y como prometes en tu libro, será posible vivir 140 años. ¿Cuándo llegarán esos avances? ¿Habrá una píldora extra de vida?

La esperanza de vida sigue creciendo gracias a la ciencia. Aún no se han aplicado los avances recientes de la investigación en envejecimiento. Es previsible que cuando esto se aplique no solo se puedan prevenir enfermedades o tratarlas más eficientemente una vez que estas aparezcan, sino que también será posible vivir más años como consecuencia de haber estado sanos y jóvenes más tiempo.

Ahora hay una corriente importante hacia la comida saludable y el deporte. ¿Son tan importantes la alimentación y el ejercicio en la esperanza de vida?

Sí. Esto lo han descrito distintos grupos de investigación: determinados hábitos de vida como el ejercicio o determinados alimentos parecen influir de un modo positivo. En mi laboratorio hemos demostrado que ratones con una dieta de menos calorías, lo que hemos denominado 'restricción calórica', tiene mayor longevidad vital que el grupo de ratones que siguen una dieta normal.

Teniendo en cuenta tus palabras, ¿podríamos llegar a pensar que seremos inmortales en un futuro cercano?

Nuestro objetivo no es alcanzar la inmortalidad, sino poder hacer frente a aquellas enfermedades que se derivan de un mal funcionamiento del organismo a causa del paso del tiempo.

El reto es vivir más años con una salud envidiable. ¿No plantearía un problema la superpoblación que se podría producir con una sociedad tan envejecida?

Todo lo contrario. Los países del primer mundo, salvo excepciones, están viendo cómo disminuye su población, debido a que hay más muertes que nacimientos. Entre ellos, España. En un interesante artículo publicado en la revista The Economist calculaban el año exacto en el que desaparecería la población. Vivir sanos es un anhelo y un derecho básico del ser humano. De ningún modo podemos pensar que vivir sanos y vivir más tiempo sea un problema. Necesitamos que haya más humanos en la Tierra.