¿Te apuntas al whisking?

​Se trata de mezclar una crema base o la tuya habitual con concentrado de principios activos para obtener mejores resultados.

La palabra viene de whisk, un término usado para referirse a la acción de batir o mezclar con las varillas en cocina o repostería. Ahora se ha instalado en el diccionario beauty para definir una técnica que se basa en mezclar dos o más productos de belleza para que juntos sumen más beneficios de los que ofrecen por separado. Y una variante del whisking es esta nueva cosmética en la que a una crema base se le pueden añadir distintos elixires específicos y muy potentes, con un alto nivel de nutrientes activos. El objetivo es una mejora visible de la piel. Hay concentrados que proporcionan luz, hidratan, tersan, purifican... Y también específicos para las distintas zonas del cuerpo.

Ampollas con distintas propiedades de Haute Custom Beauty
Publicidad