Aprende a disfrutar de los primeros rayos de sol sin correr riesgos

Tiene múltiples beneficios y conseguir el deseado efecto 'sun kissed' sin poner en peligro tu piel es posible. Empieza a prepararla a conciencia antes de la primera exposición y a cuidar tu alimentación.

Lo más popular

El sol es un antidepresivo natural: "Activa la síntesis de serotonina y endorfina, dos hormonas que promueven el buen humor y la felicidad", asegura la dermatóloga y directora médica de Pierre Fabre, Ariadna Ortiz (pierre-fabre.es). Además, nos ayuda a sintetizar vitamina D, esencial para la formación de calcio y prevenir la osteoporosis: "Una exposición de diez minutos dos veces por semana es suficiente para tener unos niveles adecuados de vitamina D", asegura la doctora Ortiz.

Publicidad

El astro rey, por qué negarlo, también nos regala un buen tono que no consigue ni el mejor de los autobronceadores. Eso sí, por más ganas que tengamos de exponernos a él, debemos hacerlo poco a poco y con la debida protección: "Los dos o tres primeros días hay que hacer exposiciones cortas de cinco o diez minutos, e ir aumentando cinco minutos cada día", aconseja la dermatóloga Mayte Truchuelo del Grupo Pedro Jaén. Y no olvides que la mejor prevención del cáncer de piel pasa por utilizar un buen fotoprotector.

Lo más popular

Mandamientos previos

Para que tu piel esté correctamente preparada para empezar a tomar el sol, lo ideal es que pongas manos a la obra dos semanas antes. Con cinco pautas que te explicamos, estarás radiante.

Exfoliación justa

La piel tiene que estar limpia y libre de células muertas para lograr un bronceado y un color perfectamente uniformes. Para ello, "exfóliala dos semanas antes de la primera exposición y un mes después de la última, pero no durante, porque la afinas y dejas más expuesta y desprotegida frente al sol", apunta la dermatóloga Ortiz.

Hidratación 'non stop'

Obtener un resultado bonito, uniforme y luminoso sobre una piel deshidratada es misión imposible: "Hidrátala, mañana y noche, y antes y después de tomar el sol, con ingredientes como el agua termal, la glicerina, la urea, el extracto de plántulas de avena Rhealba, el ácido hialurónico y las ceramidas, que aumentan las reservas naturales de agua", asegura la doctora Ortiz.

Dieta antiedad

Una alimentación rica en betacarotenos, vitaminas antioxidantes y ácidos grasos omega 3 –calabaza, zanahoria, tomate, verduras de hoja verde, cítricos y frutos secos– ayuda a bloquear los radicales libres que aceleran el fotoenvejecimiento.

Antioxidantes de bote

Si empiezas a tomar 15 días antes de la exposición un suplemento oral antioxidante reforzarás las defensas naturales de tu piel: "Hay evidencia científica de que las vitaminas C y E, y otras sustancias como el Polypodium leucotomos, el resveratrol, el licopeno y las xantinas, tienen biodisponibilidad cutánea, es decir, llegan en cantidad suficiente a la piel", asegura la dermatóloga Isabel Aldanondo, del Grupo Pedro Jaén.

Sube el tono sin riesgos

Los autobronceadores proporcionan un bronceado sin sol. Pero "hay ingredientes como la tiroxina o la riboflavina que sintetizan la melanina –hormona responsable de proteger y broncear la piel– y pueden provocar daños cutáneos. Deben limitarse a oxidar las células epidérmicas, dejando un falso pigmento en la capa superficial", advierte la doctora Ortiz. Este efecto lo consiguen algunos ingredientes inocuos como la dihidroxiacetona, derivado de la remolacha o la caña de azúcar que tiñe la superficie.

De izquierda a derecha, Exfoliante Pureté Sublime (a la venta a finales de abril), 25 €. Hidratante Aqua Infini Sérum Booster D'Eau, 48 €. Autobronceador Autobronzant Hydratant, 17,38 €. Exfoliante de noche Bauté de Nuit Gel-Crema, 57 €.

Y en cabina...

El rostro debe ser el primero de nuestros objetivos:

ENDERMOLOGIE

El cabezal Ergolift del equipo Cellu M6 Integral, de LPG, realiza un masaje muy enérgico, en sentido ascendente, que activa los fibroblastos (para que produzcan ácido hialurónico, colágeno y elástica nuevos) y ayuda a redensificar el óvalo facial difuminando las arrugas y las manchas. El tratamiento termina con la aplicación de la crema Anti-Age Defensas Celular SPF 30, de LPG, de acción antioxidante y antiarrugas (desde 70 €, endermologie.es).

Publicidad

FACIAL 360º

Este facial con efecto preventivo combina una microdermoabrasión, que sirve para retirar células muertas y aclarar el tono, con la aplicación de un láser de fotorrejuvenecimiento, que cierra el poro, previene las manchas y estimula la formación de colágeno. Una luz electromagnética reafirma y mejora la textura cutánea, y termina con una mascarilla de ácido hialurónico y oxígeno para redensificar (desde 300 €, en Tacha Beauty, Madrid, tacha.es).

Moreno a la vista

Según la OMS, entre un 50 y un 90 % de los cánceres de piel son causados por la radiación ultravioleta de origen solar. Con sentido común, debemos elegir un buen fotoprotector y aplicarlo correctamente.

Lo más popular

De amplio espectro

Hay que buscar fórmulas que contengan filtros frente a los rayos UVA, UVB, los infrarrojos y los visibles: "Los UVA y UVB provocan quemadura solar y cáncer de piel, y los infrarrojos y los visibles, fotoenvejecimiento [manchas, arrugas y flacidez]", asegura la dermatóloga Ortiz. Si tienes la piel sensible, apuesta por los filtros físicos mejor que los químicos: "Suelen llevar óxido de cinc y, aunque son cosméticamente peores, hacen que la luz rebote", explica la doctora Truchuelo.

Global Crema Ligera SPF 50+, de Galénic, 22,50 €.

El factor más alto

La protección absoluta no existe. Para que te hagas una idea, "un SPF 20 protege un 85 %; un 30, el 90 %; y un 50, hasta un 98 %", según Ariadna Ortiz. Además, nunca nos aplicamos la cantidad suficiente y la efectividad del SPF se suele limitar a la mitad. Moraleja: "No nos equivocaremos nunca si escogemos el máximo SPF, que es 50 y fórmulas fotoestables resistentes al sol, el agua, el sudor y la arena", remarca.

Alta protección Protect Spray, de A-Derma, 22,64 €.

Con activos antiedad

Hay una relación directa entre envejecimiento cutáneo y exposición solar. Por eso, "se recomienda usar fotoprotectores con ingredientes naturales como las algas pardas Ascophyllum nodosum, que promueven la síntesis de colágeno y evitan la formación de arrugas, y el Pre-tocoferil, que es un potente antioxidante. Hay otros obtenidos por bioingeniería tecnológica, como el Physiol-k, que previenen lesiones en el ADN celular y con ello el cáncer de piel", comenta la doctora Ortiz.

Antiaging Crema 50 +, de Avène, 26,07 €.

Cuestión de piel

Los formatos en spray, espuma, gel, loción y multiposición –con aplicador 360º– son los más cómodos para llegar a cualquier zona del cuerpo. Sin embargo, las cremas son más eficaces en el rostro porque se absorben mejor e hidratan más. Ahora bien, "las pieles mixtas o con tendencia grasa deben elegir texturas fluidas o en emulsión, y si se sufre acné, fotoprotectores no comedogénicos. Las pieles secas necesitan texturas más untuosas en leche o crema, y las que sufren dermatitis atópica, protectores solares sin perfumes ni agentes irritantes", advierte Ariadna Ortiz.

Spray sedoso al monoï, de Polysianes, 21,67 €.

Plántale cara a las manchas antes de que salgan

Come bien. "Evita un déficit de vitamina B12 y ácido fólico. Su carencia puede predisponer al desarrollo de manchas blancas en la piel", según la dermatóloga Truchuelo. Encuentras estas vitaminas en la carne, los huevos, los lácteos, las sardinas, el atún y las almejas.

Sombrero y gafas. No tomes el sol entre mediodía y las cuatro de la tarde, ponte siempre a la sombra y utiliza sombrero y gafas de sol con cristales homologados capaces de filtrar los rayos UVA y UVB.

Zonas sensibles. Utiliza sticks 50 +, con óxido de cinc –un filtro físico–, en las zonas más vulnerables a las manchas, como contorno de ojos, nariz, frente, pómulos, labio, superior, dorso de las manos y escote. Y repite la aplicación cada dos horas.

Despigmentantes nocturnos. "Ponte un producto despigmentante por las noches –para que no reaccione en contacto con el sol y se absorba mejor– que contenga ácido azeláico, ácido glicólico, retinaldehído o RonaCare AP, que promueven el recambio epidérmico", apunta la doctora Ortiz.

Peelings químicos. "Los peelings químicos superficiales y medios, con ácido tricloracético y ácido glicólico han demostrado eliminar las manchas solares sin efecto rebote", dice la doctora Truchuelo.

Unifica Melascreen Sérum Global de Ducray, 39,82 €.