Los trucos beauty de Dafne Fernández

​Esta actriz con cara de niña disfruta de su verano más especial, boda incluida, y nos cuenta sus secretos beauty, esos con los que consigue hacer de la naturalidad su mejor arma de seducción.

Lo más popular

Con la misma naturalidad con la que se cuelga la mochila y recorre el mundo junto a su novio, el fotógrafo de moda Mario Chavarría, nos dedica una sesión envuelta en su innegable dulzura y en la elegancia de su alma de bailarina clásica en las poses. La actriz Dafne Fernández, que ha cumplido 32 años, tiene muchos planes para lo que queda de año: además de estrenar Perfectos desconocidos, de Álex de la Iglesia, prepara su boda para septiembre y sueña con ser mamá pronto. Todo, sin perder de vista sus ganas de crecer profesionalmente y de aprovechar cada oportunidad que se presente en su vida estando "muy alerta".

Publicidad

Dafne, ¿podemos decir que estás en tu mejor momento?

Todos los momentos son importantes, y mi trabajo para mí es un placer siempre, pero es verdad que este año está siendo especial. Además de la película de Álex de la Iglesia, al que siempre he admirado, tengo muchos planes y la estabilidad que necesito. Solo tengo una asignatura pendiente, que es dejar de castigarme cuando no puedo dar el 100 %. De esa autoexigencia tiene mucha culpa el ballet, que me lo ha dado todo desde los tres años, pero que me ha hecho demasiado estricta. Estoy aprendiendo a perdonarme los fallos, y a no castigarme tanto.

Lo más popular

Llegaste a ser una bailarina profesional hace años. ¿Sigues bailando?

Sí, lo fui, y te diré que lo echo mucho de menos. Es cierto que la disciplina que significa me ha marcado muchísimo, para bien y para mal, hasta el punto de que he tenido que pedir ayuda profesional para no sentirme culpable cuando no alcanzo los objetivos en la vida, que para mí siempre son demasiado exigentes. Estoy asumiendo que puedo ser feliz aunque no pueda darlo todo, que no pasa nada si un día solo das el 30 %, y que no debo sentirme mal ni castigar a los demás por ello. Es todo un trabajo. No creas que es fácil, pero estoy en ello y me siento mejor.

"Yo no me haría ningún retoque estético porque necesito que el tiempo pase por mí para que los papeles vengan"

Pero sigues haciendo deporte, ¿verdad?

¡Por supuesto! Mi cuerpo lo necesita, y además hace poquito que me han dicho que tengo 'corazón de bailarina', y no puedo estar demasiado tiempo sin hacer ejercicio porque me dan una especie de arritmias. Todos los días hago bicicleta estática en casa durante una hora y media, mientras veo alguna serie o leo. En el gimnasio hago crossfit, porque descubrí que yo sola haciendo aparatos me aburría muchísimo, y este deporte es genial. Correr también me parece un rollo... Ahora quiero retomar mi afición por el boxeo, porque te deja un cuerpo muy bonito y porque me ayuda mucho mentalmente.

¿Cuáles son tus claves del cuidado diario?

Tengo clarísimo que lo primero es la protección solar, no la perdono ni en verano ni en invierno. Por lo demás trabajo la naturalidad, que es lo que me gusta, y considero básica la limpieza facial, mañana y noche, porque sin perseverancia no hay belleza. Como mucho, base de maquillaje ligerita y un labial hidratante con un toque de color para rematar el look.

¿Cómo es tu prototipo de belleza?

No tengo uno definido. Para mí la belleza es aquello que me da placer. Hay modelos muy guapas en teoría que no me parecen bellas. Creo que es más bien una actitud, estar feliz con una misma y pisar fuerte.

Publicidad

¿Te consideras una mujer sexy?

Siempre me han dicho que soy sexy, y sin embargo no soy de las que les gusta ir enseñando 'pechuga' ni provocar con la indumentaria. No me gusta ser protagonista en mi día a día. Ser sexy tiene más que ver con la forma de moverte, de hablar, de mirar... Puede que lo sea, pero no me corresponde a mí decirlo.

"El ballet me lo ha dado todo, pero me ha hecho demasiado exigente y estoy aprendiendo a perdonarme los fallos"

Lo más popular

¿Qué te ha enseñado el paso del tiempo?

Que la belleza es efímera, y que aunque hay que cuidarse no se puede apostar absolutamente todo al aspecto físico, sino ir más allá. El paso de los años me ha enseñado que no sabemos nada, que hay que estar siempre despierto y que todo pasa por alguna razón.

¿Te consideras una mujer feliz?

Yo he sido una persona feliz siempre, pero ahora he encontrado la estabilidad emocional, estoy en un momento especial. Me voy a casar en septiembre con Mario y no puedo pedir más. Me encanta ir evolucionando con la edad y ser muy consciente de ello.

Si el paso de los años te obligara a hacerte algún retoque estético, ¿lo harías?

Yo creo que no me lo haría porque soy actriz, y necesito que el tiempo pase por mí con naturalidad, por los diferentes personajes que pueden llegar y que quiero ir haciendo. Quiero evolucionar y vivir esas etapas sin perderme ninguna. Ahora me va tocando hacer de madre y me llena mucho esa evolución, pero por supuesto, quien tenga algún complejo y quiera hacérselo... ¡que se lo haga!

A propósito de 'hacer de madre'..., ¿te llama la maternidad?

Me llama, y de hecho quiero tener hijos prontito.

¿Qué es lo que más admiras en otras personas?

Me seduce muchísimo el talento innato de algunas personas. Me encanta verlo a mi alrededor.

De 0 a 10, numera tu grado de 'divismo'

En casa un 10, y en la calle... ¡un 2!

La reina de los básicos

Dafne, embajadora de la firma de moda Esmara que se vende en los supermercados Lidl, se llevó a su último viaje a China (en la imagen, con su novio, Mario) muchas prendas de su colección Navy: "Yo no tengo tiempo de ir de compras, y Esmara me lo pone fácil. Tiene básicos ideales y de muy buena calidad, y yo soy la reina de los básicos, para poderlos combinar con todo".

More from Ar Revista: