Daria Werbowy Mis 3 secretos

Ha desfilado para los mejores diseñadores, salta de un país a otro posando en campañas publicitarias, siempre está impecable... Toda modelo tiene sus trucos y ella no iba a ser menos, ¿quieres conocerlos?

1 Trucos de tocador
La hidratación es su cuidado imprescindible de belleza: “Limpio el rostro, lo hidrato cada mañana y, por la noche, siempre me desmaquillo”. ¿Algún producto fetiche? “Génifique Sérum y, para el cuerpo, exfoliante Gommage Caresse y aceite Nutrix Royal, todo de Lancôme. Dejan la piel radiante y muy suave”. El mejor consejo de belleza que le han dado es “limpiar la cara con zumo de limón” y, en su bolso, lleva siempre hidratante con color y gloss (“¡Adoro los Juicy Tubes!”). Su cabello castaño es una de sus señas de identidad y lo cuida con acondicionador y aceite Rodin de Recine. También confiesa que le encantan los masajes.

Publicidad

2 Deporte y actitud
“Practico snowboard, skateboard, surf y bicicleta. Y nunca renunciaría a navegar, para mí es sagrado”, subraya Daria. Sabe que la belleza no es suficiente para triunfar y dice que, para llegar a la cima, le ayudó “tratar a la gente como quieres que te traten a ti”. Por otro lado, no es de las que piensan que las cosas buenas vengan fáciles o sin pagar un precio: “Creo en el trabajo duro y luego en la suerte. No he tenido el más fácil de los comienzos, pero eso me ha hecho más fuerte. Hay muchas cosas que sacrificas a temprana edad, pero merece la pena si tienes buena gente alrededor y una familia”. Su profesión es solitaria, asegura, “pero fascinante”.

Lo más popular

3 Fondo de armario
¿Qué prendas hay en el vestidor de una top? “Tengo más ropa de la que podré ponerme: más de 30 chaquetas de cuero, muchas faldas vintage de seda, camisetas... Los vestidos de fiesta no suelen ver la luz, pero me gusta saber que están ahí. Guardo joyas de todos mis viajes y algunas hechas por mí”. Sin embargo, niega ser una fashion victim –“Tengo cosas desde hace diez años o más. Si encuentro algo que me gusta, lo llevo hasta que se cae a pedazos”– y subraya que le gusta ir cómoda. Su trabajo conlleva constantes cambios de ropa y un cierto grado de interpretación. ¿Cómo se mete en el papel? “¡Muchas veces sucede sin más!”, bromea.