Blanca Suárez: "No me siento especialmente sexy; en mi día a día prefiero pasar inadvertida"

En la alfombra roja o paseando a sus perros, todo lo que toca se convierte 
en tendencia. Blanca Suárez es la actriz de moda, con la responsabilidad añadida de ser el espejo en el que se miran los millones de fans que la siguen en redes. Así es ella.

Lo más popular

La mayoría de las actrices sueñan con trabajar con Pedro Almodóvar, y ella ya lo ha conseguido por partida doble, en 2011 protagonizando La piel que habito (con nominación al Goya incluida) y dos años después con Los amantes pasajeros. Blanca Suárez solo tiene 28 años, pero una trayectoria profesional que, vista desde fuera, da vértigo. Ella, lejos de darse por satisfecha o bajar el ritmo, se atreve con todo, desde campañas publicitarias que sacan su lado más sensual (como la de la firma de ropa interior Intimissimi o Women'secret) hasta ser embajadora de marcas de belleza como Ghd. Blanca está imparable.

Publicidad

Desde que se diera a conocer en televisión gracias a la serie El internado, ha atesorado éxitos de taquilla y ha tenido ya su aventura americana con My Bakery in Brooklyn. ¿Su último éxito? Sin duda, su papel como Lidia Aguilar en Las chicas del cable, la serie de Netflix de la que todo el mundo habla y con la que comenzará a grabar la tercera temporada en enero. En Navidades estrena la segunda y, además, prepara película con José Luis Cuerda, mientras presume de estabilidad sentimental junto al actor Joel Bosqued.

Lo más popular

Blanca, ¿no crees que vas muy deprisa?

Pues no tengo esa sensación, la verdad. Es cierto que cuando te paras un poco y te tomas tu tiempo, como me ha pasado en mis últimas vacaciones en Tailandia, analizas un poco más en profundidad y piensas que te han pasado muchas cosas. Pero es que diez años dan para mucho. Yo he tenido suerte: me ha tocado vivir situaciones muy especiales que otras personas no consiguen experimentar ni en una vida entera, y, en vez de sentir vértigo, lo que pienso es: "¡Y lo que me queda!".

Pareces muy segura de lo que quieres. ¿Hasta qué punto lo que te ha sucedido ha estado bajo tu control?

Una no es absolutamente dueña de su vida, nunca al cien por cien, porque hay cosas que no puedes controlar. Pero no me puedo quejar. He elegido una profesión frenética que amo, que siempre me lleva en contra del reloj. Yo sí me siento dueña de las decisiones que he ido tomando para encauzar mi carrera, y creo que no lo he hecho mal. Hago lo que más me gusta en el mundo.

¿Y cuál es el secreto del éxito?

Eso depende de lo que cada uno quiera establecer como 'éxito', que en realidad es cimentar tu carrera de la manera más sólida posible. En mi día a día, yo tengo muy claro que lo que funciona siempre es currar, currar y currar. Y aunque he conseguido cierta seguridad y bastantes ofertas, también es verdad que procuro encajarlos todos, porque todo puede ser interesante en un momento dado. Depende de cómo lo enfoques.

¿Quieres decir que no eres especialmente selectiva?

¡Sí lo soy! Y exigente, conmigo y con los demás, aunque he aprendido a aflojar. Pero soy consciente de que lo que hay que hacer es trabajar, porque nadie te regala nada. Quizá en mi caso ha entrado en juego el factor suerte.

"Me ha tocado vivir situaciones muy especiales que otras personas no consiguen en una vida entera"

¿Las chicas del cable son un golpe de suerte?

Madre mía, esa serie me está dando tanto... Aunque ahora estamos de parón, retomamos el rodaje de la tercera temporada en enero, y ahora estamos de plena promoción por el mundo. Está gustando mucho. El ritmo es agotador, viajando con la promoción, pero me encanta.

Publicidad

Tu personaje es muy enigmático…

Me fascina. Tiene muchas sombras, siempre huye, aunque al final acaba aceptándose a sí misma. Yo creo que las mujeres hemos avanzado, y hay que saber valorarlo, pero nos queda mucho por recorrer. La segunda parte empieza fuerte: van a pasar muchas cosas, es más oscura, misteriosa.

En tu día a día, ¿te gusta romper reglas?

No me gusta crearme expectativas demasiado definidas sobre nada. Dejo que las cosas sucedan sin más pretensiones. Y es que si algo he aprendido en todos estos años de tantas experiencias sorprendentes ha sido que suceden las cosas más interesantes cuando no esperas nada.

Lo más popular

No sé si preguntarte si sigues la moda, porque mucho más allá de eso, eres tú quien crea tendencia.

Eso me dicen, pero yo lo veo de otra manera. Llevo una vida muy normal: salgo con mis amigos, a comprar, a pasear a mis perros, me voy a la pelu y me hago el cambio que me parece en cada momento... y me hace gracia la repercusión que tiene. Es curioso. Por ejemplo, un día vi en una publicación una foto mía y un titular: "El peinado de moda". Pues bien, resulta que el peinado de moda era un moño que me había hecho de cualquier manera, en medio minuto, sin horquillas y sin un peine. No estaba mal... ¡estaba fatal!

"Adoro quedarme en casa un domingo, en pijama y viendo la tele, rodeada de perros y gatos"

¿Y cómo es la Blanca que se sienta en el sofá un domingo viendo la tele?

Adoro quedarme en casa un domingo y ver la tele. Pues esa Blanca es un cuadro, como todas. Te quedas un domingo en casa con el pijama, los calcetines de rizo, una sudadera y rodeada de perros y gatos... ¡máxima felicidad!

Tener millones de seguidores en Instagram, ¿tiene más ventajas o más inconvenientes?

Más ventajas. Hay grupos muy pequeños de gente que utilizan las redes como plataforma para dar opiniones de forma incorrecta para mi gusto, pero la gran mayoría me encantan. Es muy halagador ver a tanta gente que ha decidido libremente seguirme, y que les apetece ver lo que les cuento. Me divierte mucho.

Pero eso te obliga a ser muy esclava de tu imagen.

A mí me gusta cuidarme, verme bien, pero como yo quiero, no como pretenden imponerme, porque mi profesión no es ser modelo. No soporto que me exijan cómo tengo que ser, esa presión no la admito. Me esfuerzo mucho en ser la persona que quiero ser.

¿Desde qué perspectiva ves tú la belleza?

La belleza es estar a gusto, porque nace de dentro. Cuando pasas un momento vital malo, es casi imposible que por fuera estés estupenda. Hay que trabajar más el interior para que la luz que desprendes sea potente.

Pues dame un ejemplo de mujer bella.

Mi madre, sin duda.

¿Eres consciente de tu indiscutible lado sexy?

No mucho, la verdad. De hecho, es un lado que yo no exploto. Cualquiera que se cruce conmigo en mi vida cotidiana lo puede ver: no voy luciéndome. Prefiero pasar inadvertida. Yo no me siento especialmente sexy.

¿Cuál es tu último descubrimiento beauty?

Me encanta probar cosméticos nuevos, y acabo de descubrir Excel Therapy O2, un tratamiento de Germaine de Capuccini contra los efectos de la polución sobre la piel. Es maravilloso. A mí me encanta vivir en Madrid, pero es cierto que la calidad de la piel se resiente, y necesita cuidados especiales que funcionen y la oxigenen.

Nunca sales de casa sin...

Sin un cacao para hidratar los labios, sin el móvil, sin máscara de pestañas y sin haber hidratado bien la piel.

¿Piensas en el futuro?

Sí, pero no me obsesiona. Pienso que está ahí, sueño…

¿Dónde pasarás las Navidades?

¡No tengo ni idea! Ojalá lo supiera, pero en esta profesión es imposible planificar algo porque la agenda te pone la vida patas arriba de un día para otro. Esas cosas siempre las decido a última hora. ¡Qué remedio!

¿Podría decirse que tu vida es perfecta?

La perfección no existe: ahí está la sal de la vida. A mí me gustan las personas por esas pequeñas cosas que las definen, que las hacen deliciosamente imperfectas.

Cuando te miras al espejo, ¿qué ves?

Me veo a mí misma, y me gusto, con mis defectos.

More from Ar Revista: