El plasma autólogo

Borran arrugas, tensan la piel, dan volumen allí donde lo necesitas e incluso transforman tu melena. Los tratamientos autólogos, que utilizan la grasa y el plasma de la propia persona, están revolucionando la medicina y la cirugía estética. Son el futuro inmediato

Lo más popular

Se utiliza fundamentalmente para potenciar la regeneración de la piel y activar la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. En definitiva, las infiltraciones de plasma (extraído de la propia sangre) se consideran un tratamiento médico estético antiedad de última generación (para rostro y cuerpo), efectivo, libre de alergias y rechazos, y que no requiere recuperación.

El poder de la regeneración
El elemento fundamental del plasma sanguíneo son sus plaquetas, que, a su vez, contienen los llamados ‘factores de crecimiento’, unas proteínas que activan las células encargadas de crear nuevos tejidos cuando se produce algún daño. El procedimiento para obtenerlo es muy sencillo: se extrae sangre, que se centrifuga para separar el plasma y, posteriormente, inyectarlo en la zona elegida. Está comprobado que los factores de crecimiento ponen en marcha un proceso biológico de regeneración de tejidos cuyos resultados son visibles en tan solo unos días: “La piel recupera vitalidad, consistencia, elasticidad y tersura”, afirma el doctor Javier Mato Ansorena (Madrid, tel: 902 002 818).

Publicidad

Los 35 años es la edad indicada a partir de la cual se pueden empezar a aplicar, aunque, en opinión de Mato Ansorena, funcionan en cualquier persona que “presente los primeros signos de envejecimiento, o como complemento de tratamientos como peelings químicos, radiofrecuencia o aplicación de sustancias de relleno”. Las sesiones de mesoterapia con factores de crecimiento tienen un precio de entre 300 y 400 €, y lo ideal es realizar tres intervenciones, una cada quince días.
En la clínica Mato Ansorena también utilizan los factores de crecimiento para corregir la pérdida de cabello y estimular el cuero cabelludo en aquellos casos en los que no se ha perdido totalmente el pelo. Se infiltran en zonas concretas de la cabeza para potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los folículos pilosos (250 €).

Lo más popular

Multiplica tu melena
En la Clínica de Trasplante de Pelo del Institut Vila Rovira (Barcelona, tel: 932 007 407) utilizan también los factores de crecimiento para potenciar los resultados de los trasplantes de cabello, especialmente cuando se trata de mejorar la cicatrización (entre 400 y 800 €). El doctor Eduardo López Bran, director del Instituto Médico Estético de Madrid, IMEMA (tel: 913 597 707), ha ido un paso más allá y ha apostado por utilizar los factores de crecimiento plaquetarios en sus trasplantes de cejas (entre 2.000 y 3.000 €).  

Cuerpo a punto
Las investigaciones encaminadas a encontrar nuevas aplicaciones de los factores de crecimiento plaquetarios no se quedan solo en el rostro: también se han centrado en el cuerpo. En la clínica Mato Ansorena han desarrollado un tratamiento específico para eliminar las estrías. Consiste en combinar la microdermoabrasión, que estimula la renovación celular y la microcirculación, con el plasma  sanguíneo, que regenera el tejido y potencia la formación de colágeno en la piel (150 €/sesión).   

Tono uniforme
Otro frente que se puede combatir con la mesoterapia de plasma sanguíneo son las manchas. La doctora Isabel de Benito, de Porcuna & De Benito (Madrid, tel: 915 630 740), combina las inyecciones de plasma con sesiones de luz pulsada o peelings para tratar las manchas y renovar el aspecto de la piel de las manos. Ambas técnicas combinadas optimizan el resultado, que llega antes y es más duradero (desde 600 €).