Cómo aplicar una crema reductora

Ahora que comienza la operación biquini, sírvete de tu arsenal de reductores y reafirmantes y prepara tu cuerpo para cuando salgan los rayos de sol. 

Parece fácil, pero aplicarse correctamente una crema reductora, reafirmante, anticelulítica… requiere de una serie de normas básicas. Los milagros no existen, pero si sigues estas pautas conseguirás resultados muy satisfactorios. Los expertos de Iodase nos ayudan a conseguirlos con estos diez consejos básicos:

1. Ante todo, lee siempre las instrucciones de cada producto. Es recomendable saber a qué composiciones te enfrentas y prevenir posibles alergias.

Publicidad

2. Hazte un peeling corporal una o dos veces a la semana. De esta forma ayudarás a que los activos cosméticos penetren mejor en las capas más profundas de la dermis.

3. Aplica el producto solamente en las zonas a tratar mediante masajes circulares hasta que la piel lo absorba completamente.

4. No apliques después crema hidratante en las zonas del tratamiento pues estos productos traen activos hidratantes. Aplícala en el resto del cuerpo.

Lo más popular

5. Sé constante. La constancia es el mejor aliado. 

6. Si vas a usar solares, la aplicación de las cremas reductoras o anticelulíticas deberías aplicarlas al menos una hora antes de solar el protector, para que los activos puedan penetrar bien en la piel. 

7. Lávate siempre las manos y muñecas después de cada aplicación. 

8. No te asustes si sientes frío, calor o las zonas tratadas se enrojecen. Es normal. Este efecto se debe a algunas sustancias específicas y desparecen unos minutos después. Estas sustancias realizan un ejercicio de "gimnasia pasiva" que activa los capilares para poder eliminar la grasa localizada.

9. No aclares el producto después de cada aplicación. Debes dejar que penetre en la piel para que realice sus funciones. 

10. Sé paciente. En la mayoría de los casos los resultados no son instantáneos.