Resetea tu piel

Una piel bonita es aquella suave, hidratada y también luminosa. Te ayudamos a conseguirla.

Mantener la piel en perfecto estado es más fácil de lo que crees. La rutina de cuidados debe comenzar en la ducha, dos veces a la semana recurre a un gel exfoliante que además de limpiar promueva la regeneración celular y elimine todas las impurezas, es clave para dar un extra de luminosidad. No olvides prestar especial atención a zonas secas como los codos o los tobillos. A continuación, y para suavizar, nutrir y proteger la piel aplica un aceite por todo el cuerpo. Y ¡listo! Tu piel recibirá el cuidado que necesita. 

Publicidad

Shower Therapy, de Dietox (40 €).