Al caer el sol

No todo vale. Una piel que ha estado expuesta a los rayos UVA y UVB necesita regeneración, calma, hidratación y frescura. ¿Sabes qué cremas cumplen estos requisitos? Averígualo

Lo más popular

Vuelves de la playa, has estado todo el día tomando el sol y al llegar a casa lo que te apetece es refrescar tu piel con la primera loción hidratante que encuentras... mal hecho. Puede que sientas alivio inmediato pero lo que necesitas es otra cosa. Las cremas pensadas para después del sol no son un capricho, cumplen una función muy específica.
POR QUÉ USARLOS
Si quieres de verdad salvar tu piel, tienes que escoger algún producto que lleve en su etiqueta el nombre de after sun o aprés soleil. Todos ellos conforman un segmento de tratamientos indispensables para atender a una piel que necesita contrarrestar y reparar las secuelas que el sol produce en las células y devolverle la capacidad de afrontar la nueva batalla que le espera al día siguiente.
CUANDO Y CÓMO
Si conviertes los cuidados calmantes post solares en auténticos rituales disfrutarás de ellos y tu cuerpo lo agradecerá. En primer lugar, conviene darse una ducha con agua templada y jabón suave para eliminar los restos de los productos acumulados a lo largo de la jornada, de salitre, de cloro, arena... A continuación, con la piel bien limpia y seca, extiende delicadamente el producto específico. Usa uno de cara y otro de cuerpo.
QUÉ CONTIENEN
Los mejores cómplices del verano comparten en sus fórmulas muchos ingredientes con idénticos principios activos por su ya acreditada eficacia ante los problemas que han de resolver. Tienen componentes de acción desensibilizante como la alantoína, que ayuda a eliminar los tejidos muertos, inviables, sustituyéndolos por tejidos nuevos; la caléndula, cuyos compuestos activos primarios incluyen triterpenos (antiinflamatorios) y flavonoides; el aloe vera y aceites, como el de espino amarillo, que ayudan a recuperar el estado de la piel y a mantener durante más tiempo el bronceado.
EFECTOS
Previenen los estragos en el sistema inmunológico ya que protegen al ADN del daño celular que causan los rayos UVB. Actúan sobre las fibras de colágeno y elastina, responsables de la pérdida de elasticidad y de la aparición de arrugas precoces. Neutralizan los radicales libres y mantienen la salud de la piel.
EN LA FOTO: (de izda. a dcha y de atrás hacia delante)
1. Gel transparente para cara y cuerpo. Suncare After Sun soothing gel. (30 €), de Shiseido. 2. Spray efecto hielo. After Sun (16 €), de Ecran. 3. Nutritiva corporal. Crème gel (10 €), de Eucerin. 4. Con melón y manteca de mango. Lait Apaisant Ápres Soleil Corps (28 €), de Decléor. 5. Aloe vera puro. Cold Aloe (12 €), de Hawaiian Tropic. 6. Loción hidratante ultra confortable Sun Defense (15 €), de Bruno Vassari. 7. Previene el foto envejecimiento. Loción After Sun hidratante (7 €), de Nivea. 8. Anti arrugas facial. Solar Expertise After Sun (10 €), de L’Oréal Paris.

Publicidad