Cronodieta: fuera kilos con calma

¿Has oído alguna vez el dicho: “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”? Pues esta es la filosofía de la cronodieta, puesto que no solo cuenta lo que comes, sino también cuándo lo comes

“Sabemos que el cuerpo se rige por los ritmos circadianos de 24 horas. Por la mañana, el organismo segrega unas hormonas que lo activan y por la noche otras que lo preparan para el descanso. Con la crononutrición, recomendamos los alimentos según la hora del día”, asegura la doctora Inmaculada Sáez, directora de la Clínica Doctora Sáez, en Pozuelo (Madrid). Es una dieta efectiva y fácil de seguir, pues se basa en comer de todos los grupos alimentarios de una forma ordenada. Así, los alimentos más energéticos, como los hidratos de carbono, se toman hasta las siete de la tarde. Por la noche debemos apostar por aquellos más ligeros, como las verduras o el pescado: “No debemos comer a partir de las nueve de la noche, ya que el organismo ya está preparándose para el descanso y, al igual que nosotras, tiene pocas ganas de trabajar, por lo que almacena la energía en forma de grasa”, añade. Hay que hacer cinco comidas al día: tres normales, que corresponden a desayuno, comida y cena, y dos tentempiés a media mañana y a media tarde... y no saltarse ninguna de ellas. Además, la doctora recomienda dejar más de tres horas entre comidas para que el organismo se mantenga activo y aumente el gasto calórico, algo que en palabras de la doctora “nos ayudará a adelgazar más”.

Publicidad