Cómo darte el tinte rubio en verano

Te contamos cómo.

La alternativa son las coloraciones vegetales, como los aceites y los barros, o las semipermantenes, “ya que cuidan al máximo la calidad del cabello, aunque hay que saber que tienen menor cobertura que el tradicional y que no te sirven si quieres aclarar el cabello”, en opinión de Marisa Jiménez, de Zach Estilistas en, Madrid.

Suaves e intensos: aceites
Los pigmentos al óleo reducen la oxidación del cabello al “sustituir el amoniaco por componentes como la monoetanolamina [también de origen químico pero que no oxida el cabello], y logran un resultado similar al de un tinte permanente”, explica Óscar Moreno, director de Formación de Aveda. Como llevan el color al interior de la fibra, el resultado es muy duradero y cubren las canas al 50 %. Podríamos decir que las disimulan, más que ocultarlas. No aclaran el pelo.

Publicidad

1 Rubio: que no se ponga verde

El cloro degrada los pigmentos amarillos y los vuelve verdosos. Además de usar tratamientos específicos para estos tonos, ayuda “disolver 3 o 4 aspirinas en agua y aplicarlas como si fuera una mascarilla, dejándolas actuar unas horas” , aconseja Claudia.

2 Acondicionador color rubio

En verano, debes cuidar aún más tu melena teñida de rubio. Utiliza acondicionadores especiales, como este de John Master Organics , 21 €.

Publicidad

3 Champú a la camomila

El champú a la camomila De Klorane (14 €) está especialmente indicado para revitalizar el color rubio de tu pelo.

4 Mascarilla, sí, por supuesto

La mascarilla se convierte en un elemento absolutamente fundamental en verano, para recompensar nuestro cabello castigado por las horas de exposición solar, el cloro de la piscina... Apuesta por una específica para pelos rubios, como Go Blonder de John Frieda , 9 €.