Los mejores autobronceadores

Con componentes absolutamente naturales, seguros, fáciles de aplicar y con acabados perfectos, los nuevos autobronceadores te 'sacarán los colores'.

Aunque podría pensarse que son productos relativamente nuevos, nacieron en los cincuenta en EE.UU. por la demanda de dos colectivos muy diferentes. Uno, actrices que querían estar morenas todo el año. Otro, personas con pieles muy sensibles que no podían exponerse al sol. Así nacieron unos cosméticos que producían este efecto gracias a una sustancia, el mucondialdehído. Este compuesto dejaba un color anaranjado-amarillento en la piel, aunque hace ya muchos años que dejó de utilizarse por sus efectos tóxicos y dañinos. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero el autobronceador no ha muerto. Eso sí, se ha renovado por completo: la cosmética actual cuenta con unos excelentes productos que ofrecen un bronceado artificial con un resultado completamente natural, sin maltratar la piel y sencillos de aplicar.

Así funcionan

Parece magia, pero no lo es. Los autobronceadores incorporan una sustancia, la dihidroxiacetona o DHA, derivada de la caña de azúcar, que produce este color amarronado sin causar ningún efecto secundario. Es un componente completamente natural, por lo que no tiene contraindicaciones. Actúa adhiriéndose a las capas superficiales de la piel hasta crear un color similar al producido por la luz solar.

Como los autobronceadores se limitan a colorear las células de la piel, su efecto es pasajero. Es decir, en pocos días se va retirando paulatinamente. También es gradual el tono del bronceado. Con una sola aplicación se nota el color, pero si se continúa dando de forma constante y diaria va subiendo el tono o, como mínimo, se mantiene. Se recomienda aplicarlo por las noches, ya que es en las horas de sueño cuando asimilamos mejor la sustancia bronceadora.

Manual de uso

Aunque las actuales fórmulas están muy perfeccionadas, su éxito depende en un elevado porcentaje de una correcta utilización y de tener la piel preparada. Es recomendable realizar una exfoliación previa o un peeling que retire por completo las células muertas. De no hacerlo, esa parte de piel acumula más producto, pero a la vez, si se desprende, deja espacios blancos.

Con la piel ya bien limpia es aconsejable también que esté perfectamente hidratada, para obtener un color más homogéneo y natural. Hay personas que de hecho lo mezclan con su crema habitual. Finalmente, el último paso es extender cuidadosamente el producto prestando especial atención a no dejar acúmulos de crema en zonas rugosas como codos o rodillas. En partes como la espalda se recomienda pedir ayuda, pues es difícil extenderlo correctamente una misma. Y, finalmente, no hay que olvidar lavar muy bien las manos después de aplicar el producto, porque, si no, quedarán teñidos los espacios entre los dedos.

Publicidad

Hidratante

Hidratante y con extracto de higo, Lait Fondant de Clarins, 29 .

Textura no grasa

Gel no graso para cuerpo y rostro con Monoi de Tahiti, de Polysianes, 14 .

Publicidad

En crema

Gel crema autobronceadora de cuerpo, de Galénic, 22 .

Para pieles sensibles

Crema hidratante autobronceadora, especialmente formulada para pieles sensibles, de La Roche-Posay, 18 .

Publicidad

Hasta cuatro días

Gel con color Terracota Sunless, dura hasta cuatro días, de Guerlain, 57 .

Para rostro

Para rostro Super Soin Autobronzant Hydratant de Sisley, 101 .

Publicidad

Efecto inmediato

Autobronceador concentrado Gotas Mágicas, de efecto inmediato, de Collistar, 39 .

Fácil aplicación

Toallitas autobronceadoras Bronceado natural, de fácil aplicación y rapido efecto, de Garnier, 2 .

Publicidad

Con la piel mojada

Con la piel mojada, In Shower Self Tan es la innovación de Lancaster. Se aplica en la ducha con un masaje circular. Un minuto después, aclarar y secar con cuidado. En tres tonos distintos, 25 .