Mini tallas para volar

¿Vas a coger un avión este verano? Recuerda que no podrás llevar en tu equipaje de mano cosméticos de más de 100 ml. ¿La solución? ¡Mini tallas!

Imagen de mujer antes de subir a un avión

Si vas a subirte a un avión, recuerda que en el equipaje de mano no está permitido llevar cosméticos de más de 100 ml, ni superar un litro en total, y tendrás que llevarlo todo en una bolsa de plástico. Te contamos lo último en fragancias XS, monodosis y 'packs' especiales para que te sea mucho más sencillo preparar tu neceser a la hora de volar. Optar por perfumes de bolso, champús, geles, aerosoles, cremas corporales en pequeños envases y productos capaces de realizar varias funciones a la vez, son algunos de los trucos que te lo pondrán muy fácil estas vacaciones.

Publicidad

1 Recurre al `parfum de sac´

Pensando en los neceseres de viaje y puesto que en el equipaje de mano la limitación es de 100 ml, existen envases específicos para rellenar con tu aroma favorito. El problema es que si lo tienes en formato vaporizador, será imposible trasladarlo de frasco. La opción más práctica son los parfum de sac (expresión con la que se conoce a los perfumes de bolso) que no superan los 20 ml, algo que incorporan firmas como Chanel, Gucci o Guerlain.

Mini eau de toilette Twist & Spray Coco Mademoiselle de Chanel, 103 € /3x20 ml.

2 Dosis únicas para todo

Si la escapada no es muy larga, lo más cómodo y fácil es recurrir a las monodosis. Así evitarás problemas en los controles. Las hay para todo: hidratantes, desodorantes, limpiadoras, crema de manos o de ducha, mascarillas... Las dosis únicas tienen muchas ventajas: al estar herméticamente cerradas, conservan sus propiedades intactas y tienen la cantidad necesaria para no pasarte ni quedarte corta. Lo mejor es programar cuántas vas a necesitar.

Toallas limpiadoras Gorjeos Glow de Mama Mío, 19 €.

Ampollas Advanced Night Repair de Estée Lauder, 103 €.

Mascarillas faciales de Sesmedical de Sesderma, 8 €.

Publicidad

3 Los "packs", la solución

Otra manera de economizar espacio en la maleta y tener todas las necesidades cubiertas son los productos que realizan varias funciones a la vez. Cremas que combaten distintos frentes e incorporan protección solar; BB Creams que tratan, corrigen y dan color; aceites para piel y cabello o aguas termales hidratantes, refrescantes y fijadoras del maquillaje. También son muy útiles los packs que incorporan distintos productos en los tamaños permitidos.

Neceser de viaje para cabello y cuerpo de John Masters Organics, 28,80 € en greenhairbeauty.com

Kit de belleza SOS de Sephora, 13 €.

Fórmulas de rescate My Super Tips de Guerlain, 30 €.

4 Menos de 100 ML

Lo más problemático suelen ser los champús, geles, aerosoles y cremas corporales, aunque algunas firmas ya los fabrican de menor tamaño. Una opción es ir guardando muestras de regalo o pedirlas en tu tienda habitual. Otra comprar envases específicos para rellenar. Y no olvides que en el momento de pasar el control tendrás que mostrarlos en una bolsa de plástico transparente de unos 20x20 cm, con cierre hermético. Y, atención, si compras algo de mayor tamaño en el aeropuerto a la ida podrás subirlo en el avión, pero a la vuelta deberás facturarlo.

Agua calmante de uva de Caudalíe, 7 €.

Crema de cara y cuerpo de Nivea, 2,89 € /75 ml.

Publicidad

5 Ojo con los medicamentos

Las medicinas van 'por libre', y quedan excluidas del reglamento general. Te podrán acompañar las de tipo sólido siempre que lleves contigo la receta. Los medicamentos líquidos, por su parte, tienen que presentarse por separado al entrar en la zona de embarque, fuera de la bolsa transparente y con justificación médica.

Stick antimareos de Puressentiel, 10 €.

6 ¿Y qué pasa con tu piel?

La piel sufre a bordo, ya que la humedad relativa del aire es del 8 %, cuando en tierra, en España, el mínimo es el 60 %. Según Alejandro Martín Gorgojo, dermatólogo del Hospital Gregorio Marañón y Clínica Dermatológica Internacional, "se altera el manto hidrolipídico y el cutis se deshidrata; podemos notar tirantez, rojeces o picor", confirma. La solución llega en tres fases: "Antes del vuelo hay que seguir una vida sana, emplear cremas humectantes con urea o ceramidas y huir de cosméticos con perfumes y conservantes si tienes piel sensible. Durante el vuelo y después, conviene beber mucha agua, reaplicar dichos cosméticos y pulverizar agua termal".