Este invierno lo apostamos todo al 'cushion'

Primero fueron los maquillajes y ahora este formato triunfa en coloretes, labiales o correctores.

Nacieron en Corea y su sistema de aplicación se inspira en las almohadillas de estampación que se utilizan para sellar cartas y documentos. Su sello de identidad es la presentación: el producto se aloja en una esponjilla porosa que cuando la presionas va liberando la fórmula. Por eso, uno de sus mayores éxitos es que asegura una aplicación correcta, la dosis exacta sin desperdiciar una gota. Otra de sus ventajas es su formato 'nómada', ideal para llevar. Los labiales dejan aspecto como mordido, el colorete sensación de buena cara y las bases aúnan los beneficios de un maquillaje líquido con la comodidad de un compacto que además permite continuos retoques. La esponjita es antimicrobiana y se puede lavar cuando se desee.

Publicidad

Colorete Cushion Blush Subtil

De Lancôme, 43 €.

Publicidad

Bálsamo de labios Cushion Kiss

De Givenchy, 27 €.

Publicidad

Tratamiento Dreamskin Cushion

Cuidado con color.

De Dior, 83 €.

Publicidad

Corrector Retouching Wand

De Bobbi Brown, 36,50 €.

Publicidad

Base Double Wear Nude Cushion Stick Radiant Makeup

Permite quitar y lavar la esponjita.

De Estée Lauder, 39 €.

Publicidad

Maquillaje Miracle Cushion

De Lancôme, 38 €.

Publicidad

Maquillaje Le Cushion Encre de Peau

De Yves Saint Lauren, 58 €.

Publicidad

Base Nude Magique Cushion

De L'Oréal París, 15, 95 €.

Publicidad

Fondo Nude Cushion

En Douglas, 29,95 €.