Vas a querer perderte en estas perfumerías...

Todas diferentes, pero únicas y singulares. Un recorrido muy especial por las mejores y más bellas perfumerías del mundo. ¿Nos acompañas?

Imagen de Jo Malone

Abres la puerta y se te escapa un suspiro de asombro, de bienestar, al recorrer con la vista los estantes plagados de perfumes de autor, fórmulas que permanecen intactas desde hace siglos. Y todo entre la decoración más inspiradora. ¡Bienvenida a las boutiques cosméticas más bellas del mundo!

Publicidad

1 Dytique. Madrid

Pocos saben que esta marca de culto comenzó en París a principios de los años sesenta como editorial y tienda con los objetos más variopintos encontrados al azar en los viajes de sus tres fundadores. Esta suerte de bazar chic, ubicado en el bulevar Saint-Germain, tuvo tan buena acogida que pronto se convirtió en lugar de peregrinación de cazatendencias. El pasado año inauguró espacio en Madrid, donde se venden sus míticas velas y sus fragancias pluscuamperfectos. 

Claudio Coello, 85. 

2 Benegas. San Sebastián

Corría el año 1908 cuando el afamado podólogo Francisco Benegas y su esposa, Justa Echeverría, abrieron una barbería de estilo inglés con un apartado de perfumería. En sus veraneos donostiarras, la reina María Cristina frecuentaba Casa Benegas, que pronto se convirtió en el lugar de tertulia de la burguesía. Hoy, cuatro generaciones después, en Benegas se venden docenas de marcas exclusivas y de autor, su propia colonia y línea de baño, y Sirimiri, la fragancia homenaje a su bella ciudad. 

Garibay, 12. 

Publicidad

3 Saben. Berlín

Desde su fundación en Tel-Aviv hace tan solo veinte años, se han abierto 150 establecimientos en el mundo, lo que no ha impedido que se mantenga la esencia con la que nació la firma. Como su nombre indica, los jabones fueron el origen de su actividad. Fabricados y cortados a mano con esencias del mar Muerto y aceites y plantas de Oriente Medio siguiendo una receta australiana, se vendían frescos y al peso. Ahora, Sabon, además de sus jabones, desarrolla multitud de líneas de cuidado personal.

Neue Schönhauser Str., 3-5. 

4 Lush. Madrid

Más que como perfumería, Lush comenzó como fabricante de jabones frescos artesanos inspirados en la campiña inglesa, y hoy su portafolio se extiende a docenas de cosméticos. Entrar en una de sus tiendas alegra la vista, y sus empleados son tan amables y profesionales que deseas que se te acabe la crema de manos para volver. En la madrileña calle Carmen, la tienda más grande de Lush alberga el primer spa de la marca en España, con cuatro cabinas de tratamiento.

Publicidad

5 Cire Trudon. Nueva York

Trasladar el espíritu francés de una marca como esta al otro lado del Atlántico sin traicionar sus valores era un desafío, pero el arquitecto Fabrizio Casiraghi eligió para su apertura en el neoyorkino barrio de Nolita materiales que respetaran la esencia de la maison. Lacas versallescas y azulejos de espejo albergan las velas perfumadas más exclusivas del mundo. 

248 Elizabeth St.

6 Floris. Londres

La casa familiar de perfumes más antigua del mundo fue fundada en Londres en 1730 por Juan Famenias Floris, un menorquín que viajó hasta allí para aprenderlo todo sobre las fragancias. 286 años después, la octava y novena generaciones continúan al pie del cañón, además de enorgullecerse de ser la marca perfumista de la reina Isabel y el príncipe de Gales. Sigue ubicada en el mismo sitio.

89 Jermyn St., St. James's.

Publicidad

7 Jo Malone. Londres

La mítica Regent Street, situada en uno de los barrios más exclusivos de Londres, alberga el establecimiento más espectacular de esta marca legendaria. Sus icónicas rayas negras y crema salpican la decoración de uno de los mayores templos de la perfumería de autor. En este caso, de autora, porque Jo Malone comenzó hace más de veinte años diseñando perfumes caseros. Aquella chica, que vendía sus colonias artesanas gracias al boca-oreja en su diminuta tienda de la capital británica, es hoy una afamada perfumista que nos sorprende con nuevas fragancias cada temporada. En su tienda-museo, además de sus perfumes, se pueden adquirir también sus velas, sus sprays para el hogar y un relajante masaje de manos con cada compra. 

101 Regent St., Mayfair.

8 La Basílica Galería. Barcelona

Es difícil descubrir un espacio con más de 110 firmas diferentes de fragancias de autor, pero La Basílica Galería las atesora en lo que hace diez años comenzó siendo una joyería contemporánea en el barrio gótico de Barcelona, que acaba de inaugurar nueva tienda en pleno paseo de Gracia. A su creador y director, el artista polaco Piotr Rybaczek, no le falta razón cuando afirma que "el perfume es una joya invisible", sobre todo con la historia que cuenta cada fragancia. Toda una declaración de principios. 

Paseo de Gracia, 26. 

Publicidad

9 Penhaligon's. Londres

Corría el año 1870 cuando el barbero William H. Penhaligon llegó a Londres para trabajar en un hammam de Jermyn Street. Creativo y ambicioso, tardó dos años en diseñar su perfume masculino Hammam Bouquet, con el que consiguió un éxito sin precedentes. Su reputación le convirtió en perfumista de la corte, y recibió su primera autorización real en 1903 de manos de la reina Alexandra. Luego le siguieron dos órdenes reales más (la del duque de Edimburgo en 1956, y la del príncipe de Gales en 1988), en agradecimiento por servir a la corona durante cinco años. De aquella primera tienda, desaparecida durante la Segunda Guerra Mundial, la marca pasó a Covent Garden. Hoy posee varios establecimientos más con esta misma filosofía. 

125 Regent St., Mayfair.

10 Regia. Barcelona

Los amantes de lo exclusivo tienen nueva tienda nicho en la Ciudad Condal. El noveno establecimiento de la marca, creada en 1928 por Josep Giralt para la Exposición Internacional de 1929 en Barcelona, ha sido decorado por el estudio Fubert, cuyos artífices quisieron transmitir la sensación de estar en una biblioteca. Entre sus exclusivas marcas se encuentran Clive Christian, Kilian o Frederic Malle.

Paseo de Gracia, 39.