4 peinados que triunfan esta temporada por Monika Kowalska

Recogidos desenfadados o melenas sexys muy versátiles. Querrás tener en la cabeza todo lo que se lleva para hacerlo tuyo. La actriz Monika Kowalska se convierte en nuestra modelo de las tendencias que pisan fuerte.

Imagen de Monika Kowalska

Llegó de Polonia con solo 19 años, y en España se siente como en casa. La actriz Monika Kowalska, a la que hemos visto en la serie de Antena 3 Mar de plástico y que acaba de escribir, dirigir e interpretar La corbata, su primer cortometraje, se queja de que nunca le ha tocado protagonizar un personaje dulce. Siempre ha tenido que hacer frente a mujeres duras con vidas difíciles. La suya, en la realidad, no lo es. Mientras sigue reciclándose en el mundo de la interpretación, entre clase y clase, disfruta mucho de sus dos hijos y busca cualquier paréntesis profesional para viajar con su familia, su gran pasión. Enemiga acérrima de la mala educación, ama a los animales y se confiesa firme y directa, poco dada a los cumplidos.

Monika, durante esta sesión de fotos has demostrado ser muy disciplinada... ¿Hasta qué punto lo eres en tu rutina beauty diaria?

Soy muy eslava, casi germánica, muy constante. Para mí cuidarme es primordial. Me limpio el cutis por la mañana y por la noche, y lo hidrato siempre con cosméticos lo más naturales posible. Me ha encantado esta experiencia: esto de ser modelo por un día es fantástico, pero no es fácil, porque yo soy actriz.

¿Con qué tendencia te sientes más identificada?

Sobre todo me gusta el liso con movimiento, para todos los días. Pero de los demás pienso copiar más de uno en casa... Me encantan los moños, en todas sus versiones, porque son muy socorridos. Los profesionales los hacen con mucha soltura, pero yo, aunque tarde horas, cuando me empeño lo consigo. Yo siempre he llevado el pelo muy largo, y hace poco que me lo corté, porque estaba muy cansada. Siento que me he quitado años de encima y, además, el pelo corto puede ser muy versátil. Total, cuando lo tenía largo, acababa siempre recogiéndolo por comodidad. Teniéndolo corto, lo llevo más peinado y de formas muy diferentes. Me gusta mucho y gracias a AR tengo nuevas ideas.

¿Te cuesta domar tu cabello? ¿Cómo lo cuidas?

Mi pelo es muy finito, y lo tengo que lavar todos los días porque hago mucho deporte y se ensucia. Uso suavizante instantáneo en las puntas siempre que lo lavo y una vez por semana duermo con una mascarilla de las que dejas toda la noche puestas y que nutre un montón. Me encanta, y lo hago desde hace muchos años. Una vez al año me hago un tratamiento de queratina. Se lo recomiendo a todo el mundo. Mi color de pelo es natural y me crece muy rápido... porque lo mimo. Y cuido también la alimentación, que es importante para que el pelo esté brillante y saludable, sin duda. Un ejemplo: yo por las mañanas soy muy capaz, y de hecho lo hago, de llevar a mis hijos al colegio con la cara lavada, pero jamás con el pelo descuidado. Le doy mucha importancia.

¿Qué deporte haces?

Tengo una entrenadora personal que me ayuda a estar en forma, ella me pone una tabla de ejercicios, me ayuda con la alimentación y es mi mejor coach. Es la única que puede conmigo. He estado dos años sin hacer nada y hace unos meses pensé que con mi edad, 34, ya había que ponerse las pilas.

¿Eres atrevida a la hora de crear looks con tu pelo?

De clásica nada: me atrevo con casi todo. Lo único que no haría es raparme la cabeza, a no ser que fuera para interpretar un superpapelón, claro. En ese caso me aguantaría la coquetería. Me gusta ir femenina, eso siempre, pero cambiar todo el rato. Fíjate si he sido atrevida que de jovencita me encantaba experimentar: lo teñía de colores, y ¡hasta lo he llevado azul! Por trabajo sí puedo cambiar el color de pelo, pero no por gusto: adoro mi rubio natural.

¿Algún vicio confesable, para terminar?

Yo he sido siempre adicta al chocolate, pero lo estoy dejando desde febrero, cuando he empezado a ir al gimnasio a diario. Si cuidas tu alimentación, la piel, el pelo y tu estado de ánimo lo agradecen. Yo veo que al comer más sano, cada tres horas, me siento mejor.

Publicidad

1 Ondas quebradas

¿Qué tienen de nuevo las ondas que marcarán tendencia en otoño? Hasta ahora, se llevaban muy definidas y con las puntas rizadas, pero ahora la gracia está en que terminen rectas, que 'se rompan', para dar un aire más informal. Si quieres seguir la tendencia, apúntate al Hair Tuck, que inunda las redes sociales de melenas metidas por dentro del cuello del abrigo o la chaqueta.

2 Moño espía años veinte

La evolución natural del moño de bailarina es este recogido a un lado del rostro, que le aporta un toque de sofisticación gracias a la onda que cubre la mitad de la frente, muy favorecedora. Los recogidos laterales ligeramente pulidos pero frescos nos transportan a los locos años veinte, que vuelven con fuerza. El estilo vintage triunfa en los grandes desfiles de la temporada. 

Publicidad

3 Trenza after work

Al más puro country style, siempre nos aporta un aire juvenil y desenfadado, perfecto en los momentos más distendidos tras el trabajo. En esta ocasión, se recoge el pelo en dos trenzas a ambos lados del rostro, que terminan en coleta. Las trenzas siguen siendo las reinas de los actos sociales, con la reina Letizia como su gran embajadora.

4 Midi XXL con movimiento

Vuelve el cabello liso suelto, no más largo de los hombros, y siempre con cierto movimiento en una búsqueda de naturalidad. ¿Sus puntos fuertes? Esta melena midi XXL es muy favorecedora y una apuesta segura para cualquier evento que pueda surgir en el trabajo. La raya en medio triunfa en las pasarelas y es ideal para disimular un rostro muy redondo y para equilibrar el volumen general del cabello.