Parejas que viven en casas separadas

¿Sabías que cada vez son más las parejas que deciden vivir en casas separadas? Sus defensores valoran por encima de todo el deseo de independencia personal y, además, parece una fórmula segura para evitar el desgaste que supone la convivencia. Pero ¿realmente es así? ¿Puede una pareja real ser plenamente feliz viviendo separados? Nuestra psicóloga de cabecera, Ana Villarrubia, analiza este fenómeno.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la quieres perder)

En la era de las etiquetas anglosajonas se le llama ‘Stay over couple’a la pareja que decide establecerse y considerarse como tal pero no convivir bajo el mismo techo. ¿Las razones? Rutinas personales muy arraigadas después de años de soltería, una concepción de la pareja muy basada en el desarrollo de la autonomía y la independencia individuales, trabajos que obligan a mantenerse alejados, un hogar en el que conviven los hijos de una pareja anterior o la simple decisión de no cambiar las bases ya instauradas sobre las cuales la pareja funciona (y funciona bien) son los motivos más frecuentes por los que una pareja decide no compartir casa. Y cada vez son más.

Publicidad

De cara al exterior la pareja se comporta aparentemente como una típica pareja tradicional: cenas, reuniones familiares, eventos sociales, ocio en común, citas… Pero, después de todo eso, ambos cuentan con un refugio íntimo y personal. ¿Puede funcionar, y durar, así una verdadera pareja?

Como todo lo que atañe a la psicología y a las elecciones individuales no es posible (ni justo) generalizar. Existen casos, los he visto, en los cuales la pareja mantiene un muy bien nivel de ajuste, una profunda intimidad, y un sólido compromiso. Pero el miedo a cambiar el orden ya establecido después de varios fracasos amorosos o las obligaciones laborales a las que se concede prioridad les obligan a mantener ese estilo de vida de “cada uno en su casa” al que se acaban acostumbrando y que acaban defendiendo.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la...
Imagen de la película 27 vestidos para ilustrar el artículo 7 frases que pueden arruinar una primera cita, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia, para la revista AR
8 frases que pueden arruinar una primera cita
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

Sin embargo, no es esta la casuística de la mayoría de estas parejas ‘stay over’. Si este es tu tipo de pareja conviene que descartes la posibilidad de que se esté manifestando algún conflicto personal que te pudiera estar haciendo renunciar a una parte de la vida en pareja que, a fin de cuentas, quizá sí pudiera llegar a satisfacerte. Analízalo, para tratar de combatir los posibles miedos que pudieran estar suponiendo un obstáculo

Esa necesidad de mantener a toda costa tu independencia puede porvenir de un concepto erróneo sobre la pareja, de una idea irracional de que “estar en pareja anula necesariamente tu autonomía”. Es posible que hayas estado en una pareja anterior, no del todo sana, que te haya conducido a esta conclusión. No juzgues a tu hombre en la actualidad por el trato inadecuado que recibiste en el pasado.

También ocurre que se retrasa la convivencia porque esta simbólicamente se asocia con el compromiso, y puede que el compromiso sea, en sí mismo, algo difícil de afrontar para ti. El miedo al compromiso puede ser un obstáculo para construir niveles mas profundos de intimidad que, una vez se experimentan, resultan ser tremendamente placenteros.

En estos casos recurrir a ese refugio de las casas por separado es una forma de evitar el conflicto cuando este se produce. Termina siendo un impedimento pues acaba por afectar a la comunicación en la pareja, instaurándose un patrón de no asunción de la responsabilidad que cada uno tienen cada caso, de no negociación, de no ajuste, y de no establecimiento de acuerdos. Sin todo ello la pareja se queda muy coja, carece de estrategias para construirse ante las adversidades, y se ve gravemente afectada.

www.anavillarrubia.com