Un poco de luz sobre los cigarrillos electrónicos

El uso de los cigarrillos electrónicos es cada vez más frecuente. Sin embargo, son muchos los rumores falsos que circulan sobre los mismos. La idea es, pues, arrojar un poco de luz sobre las reales cualidades del producto.

En primer lugar, señalar que no se trata de un medicamento, aunque se venda en farmacias. El cigarrillo electrónico no se comercializa como un remedio para dejar de fumar -consecuencia de ello es que no lleve ninguna dosis de nicotina, como es el caso de los parches o los chicles-, sino como una alternativa para aquellos que deseen compaginar los cigarrillos normales con éstos, disminuyendo las lesiones de la salud propia y ajena.

Publicidad

En este sentido, el cigarrillo electrónico resulta muy ventajoso en aquellos lugares donde no está permitido fumar. De hecho, algunas compañías aéreas extranjeras permiten su consumo durante los vuelos (inclusive los venden ellas mismas), haciendo el vuelo más agradable y distendido a los fumadores.

Por otro lado, tenemos como idea recurrente su elevado precio. Es cierto que no hablamos de un producto demasiado barato, pero su venta online puede llegar a alcanzar precios excesivos. Debido a ello, es conveniente buscar asesoramiento o contrastar precios en las diversas webs, ya que el precio puede llegar a variar hasta el 100 € en función de la empresa.

Lo más popular

Finalmente, hacer una mención a Smoke Clean, (http://www.smokeclean.eu/),una empresa de reciente creación en Málaga (España), la cual lleva casi un año en funcionamiento, y se dedica a la venta de este producto a través de su tienda online, y de las farmacias y estancos que tienen convenidos por Málaga, Teruel, Valencia, Cuenca y Barcelona principalmente por el momento. Una buena opción si decides pasarte a los cigarrillos de vapor.

¡Disfruten del placer de fumar vaporeando!