Por qué el pilates es el mejor aliado para tu suelo pélvico

Puede ayudarte a recuperar, fortalecer y mantener el tono del suelo pélvico. El pilates sigue siendo uno de los ejercicios más completos en la actualidad.

El deterioro del suelo pélvico (formado por el conjunto  de músculos y ligamentos que cierran el abdomen y cuya función es sostener los órganos pélvicos: vejiga, uretra, útero, vagina y recto) puede darse a raíz de un parto, a causa de la obesidad o como consecuencia de la edad y la menopausia. Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, molestias, dolor de espalda o la caída de los órganos intraabdominales (prolapsos), por lo que es necesario fortalecer la zona para evitar cualquier tipo de molestias. El pilates, gracias a sus distintos ejercicios, puede ser muy beneficioso en este aspecto. 

Publicidad

El doctor Juan Bosco Calvo, pionero en traer el Método pilates a España, declara que esta práctica conforma uno de los ejercicios más completos que podemos encontrar en la actualidad. Uno de sus objetivos se centra en mejorar la postura de todo el cuerpo, además de aquellos músculos que rodean la región lumbar y la pélvica, por lo que en cada ejercicio se trata al mismo tiempo tanto el fortalecimiento como el estiramiento muscular. Este tipo de pilates requiere una gran precisión y mucho control, así que siempre debe ser supervisado por profesionales. No podemos olvidar que un suelo pélvico demasiado dañado puede verse afectado si se lo fuerza en exceso, por lo que es recomendable conocer su estado antes de practicar una rutina de pilates.