Magda Carlas: "Lo mejor es comer las cosas lo menos manipuladas posible"

​Esta nutricionista asegura que comer, además de ser necesario, ha de darnos placer y alegría. Estas son sus claves para una alimentación saludable y deliciosa.

Lo más popular

Magda Carlas estudió medicina y pronto se especializó en nutrición, un campo que la apasiona: "Durante la carrera me encantaba contar calorías", ríe. Actualmente colabora en diversos medios de comunicación y forma parte del departamento de Nutrición de la Clínica Eugin de Barcelona. Ha escrito varios libros sobre nutrición. El último, El chef en casa (Ed. Planeta).

¿Cuáles son las bases de una buena dieta?

No soy nada fanática de ninguna dieta. De hecho, no creo en ninguna en concreto ni en alimentos milagrosos. Huyo de los superalimento. Hay muchas maneras de comer bien y son distintas según la persona, pero todos estamos de acuerdo en que una alimentación saludable pasa por ser variada, predominantemente vegetal y basada en alimentos frescos. ¡Y que te guste!

Publicidad

¿El placer es importante?

El alimento solo como nutriente no me interesa. Comer debe dar placer y alegría. Sin esta condición, no juego.

Pues dinos tu plato favorito.

Te diré mi receta secreta: canelones de judía y jamón de bellota con mayonesa casera. Se sirven tibios. Los preparo cuando tengo invitados.

¿Y una receta sencilla y resultona?

Trocea tomate fresco y pásalo por la sartén con mozzarella y orégano. Luego, cuaja una tortilla. La hago a menudo para cenar, ¡buenísima!

Lo más popular

¿Cuál es tu cocina favorita?

La italiana. Es básica y primaria, pero muy deliciosa y de sabores que nos son muy familiares. También soy fan de la francesa actual y de la mediterránea. Disfruté de la cocina mediterránea de forma brutal en El Celler de Can Roca, peor, claro, solo puedes ir una vez al año.

Tu nevera está llena de…

Verdura y fruta. Nunca faltan. Y siempre hay más pescado que carne. Soy poco carnívora, con excepción del jamón de bellota.

¿Y para beber?

Bebo agua, y por la noche una copa de vino.

Si sales a cenar, ¿te privas del postre?

Si la cena no es copiosa, no, pero depende de su calidad. ¿Una tatin maravillosa? ¡genial! ¿Un postre de fabrica? Ni hablar. Y lo que hago mucho, y recomiendo, es compartirlo.

¿Qué opinas de los productos light y edulcorantes?

Creo que es mejor comer las cosas lo menos manipuladas posible. Yo no consumo sacarina. En mi casa, nada de edulcorantes.

¿Qué error cometemos a menudo?

Somos un país de sal y dulce. ¡Hay estudios que demuestran que ingerimos el doble de sal de lo recomendable! El gusto por lo dulce se puede reeducar para bajar los decibelios. Me indigno con las chucherías: deberían llevar menos azúcar. Hay otros mundos, no nos quedemos en lo primario. Deberíamos ir cambiando hacia gustos más sofisticados.

¿Por ejemplo?

El jengibre. Tiene un toque picante muy interesante que sirve igual para un zumo de frutas que para enriquecer un plato de verdura.

¿Te podemos ver de vez en cuando en un restaurante de comida rápida?

¡No! Solo fui en una ocasión, para confirmar que no debía volver.

Mi menú tipo

Desayuno: Fruta o zumo, pan con tomate, queso fresco o jamón, café con leche de soja.

Media mañana: Té verde, zumo, yogur, frutos secos o un pequeño bocadillo.

Comida: Ensalada de pasta, cuscús o arroz, siempre con verdura y una pequeña porción de carne o pescado.

Cena: Crema de verduras o algún plato de verdura cocida y pescado o tortilla.