Blanca Entrecanales: la granjera que quiere que comas bien

Blanca Entrecanales, hermana de los influyentes dueños de Acciona, ha convertido la pequeña huerta de su casa de campo en una puntera granja de productos ecológicos. Sus cestas de carne y verdura surten las neveras más gourmets.​

Lo más popular

Blanca tiene una granja en Oropesa (Toledo) de 250 hectáreas que empezó como un capricho donde hacerse una bonita casa y pasar los fines de semana. Pero este terreno de colinas suaves a los pies de Gredos ha pasado casi sin querer a llenarle la vida. El pequeño huerto pensado para abastecer a la familia fue creciendo, empezó a repartir verduras entre los más cercanos y en un momento dado decidió convertirlo en una finca puntera en cultivos ecológicos que seguían las últimas tendencias de agricultura sostenible. Desde el principio de esta historia solo han pasado cinco años, y El Milagro se ha convertido en una moderna explotación agrícola y ganadera que vende online y reparte a domicilio. Principalmente en Madrid, pero cada vez son más los aficionados a la buena comida que se unen a su red. Cada semana, unas 150 cajas de verdura, ternera, pollo, huevos y pan de espelta llegan a las neveras más foodies a unos precios que van desde los 22 euros la cesta de siete kilos de verdura.

"Esta finca se llama El Milagro porque de aquí salí ilesa al ser arrollado mi coche por un tren, y porque meses después, al separarme de mi marido, el proyecto me ayudó a reinventarme a mi misma"

Publicidad

Pasear por este campo en pleno invierno es un placer. La mano femenina puntillosa de esta mujer perfeccionista hace que los huertos de escarola y puerros se parezcan más a los jardines de La Granja de San Ildefonso.

Compraste esta 'finca de fin de semana', le pusiste un huerto y ahora tienes una finca agrícola y ganadera pionera en sostenibilidad. Las cosas no siempre discurren como uno las plantea, ¿verdad?

El camino se va haciendo mientras lo recorres. Casi pierdo la vida a raíz del atropello del tren. Mi situación personal era otra en ese momento: mi pareja de entonces era pintor y hablábamos de hacer algo de agricultura, y también cursos de pintura, pero, sobre todo, queríamos disfrutarla con nuestros respectivos hijos. Seis meses después del accidente nos separamos. He pasado momentos difíciles y tuve que reinventarme a mí misma.

Y te centraste en el proyecto.

Sí. El nombre El Milagro le vino a esta finca como anillo al dedo. No solo porque salvé la vida en el accidente, sino porque el proyecto me sirvió de apoyo en un momento de crisis personal. Ahora contemplo otro milagro, el empresarial, porque la empresa da trabajo y formación a la gente del campo, que lo está pasando mal.

Tú estudiaste derecho, te dedicabas a las antigüedades y no sabías nada de agricultura. A tus 54 años has sido muy valiente.

Sí, no tenía ni idea. Tiré de quien tenía a mi lado, el arquitecto y amigo Arturo Grinda, que es ahora gerente y mi mano derecha. Con mi hijo Borja y el encargado de la finca hicimos un curso con el australiano Darren Doherty, una eminencia mundial en agricultura regenerativa, que se apoya en cuidar la tierra con la rotación de cultivos. Ahora, entre Arturo, el director agropecuario, Gustavo, y mi hijo Borja, que se ocupa de la venta online, llevamos todo.

Experta en biocultivos

Ver los planos de la dehesa y sus infinitas rotaciones parece un algoritmo complicadísimo. Se persigue tanto la calidad de vida de los animales que a veces te parece que te están hablando de un resort de vacaciones. Praderas de verano para vacas, pastos de invierno para ovejas, zona de cría... Aquí los animales tienen, como en los antiguos palacios, sus salones de invierno y sus estancias de verano. ¡Quién fuera una de estas terneritas!

Mientras recorremos los caminos limpísimos y paseamos entre gallinas, pavos y corderos de leche, Blanca nos habla de la rotación de cultivos. La tierra se enriquece con un cultivo, que a su vez deja algo de riqueza para el siguiente, y este para el que crecerá a continuación. Aquí, el secreto es que no sobra nada: todo se aprovecha.

¿Cómo es un día en tu vida de granjera?

De toda la semana, paso cuatro días en el campo y el resto en Madrid. Cuando estoy aquí me gusta levantarme con el sol. Adoro la luz de ese momento del día: cada amanecer es distinto según el día que haga. Es entonces cuando, de vez en cuando, salgo con mi maquina réflex para hacer fotos del campo y del ganado. Es una de mis grandes aficiones, y con ella voy alimentando la web. Después desayuno y me suelo subir media hora en la máquina elíptica para hacer deporte. Es tan terriblemente aburrido que suelo ver una charla TED o una serie. Así se hace mas llevadero. Antes corría por el campo, y era un autentico placer, pero lo tuve que dejar porque me afectaba a las rodillas. Después me meto de lleno en mis labores de la empresa: redactar una receta que he probado para el blog, una noticia de presentación de un nuevo producto o asistir a una reunión en la granja con el veterinario.

Lo más popular

Tengo entendido que también te encanta cocinar y elaborar nuevas recetas con los productos de aquí.

Sí, disfruto muchísimo cocinando. y sacando todas las posibilidades a la comida de la granja. Ahora estoy ilusionada con el kale, una verdura un poco nueva para nosotros, muy saludable y que tiene infinitas posibilidades culinarias. Me gusta mucho probar recetas nuevas para colgarlas en la web. Me trabajo los platos, hago los estilismos y los emplato, y fotografío el resultado para subirlo a la web.

¿Y en algún momento consigues desconectar de las labores de aquí?

Si puedo, intento hacer un hueco en mi mañana para montar a mi yegua, Zaína. Eso y pasear con los perros es uno de mis grandes placeres. Al caer la tarde, disfruto de la chimenea y trabajo en el ordenador. Aquí es difícil encontrar ratos libres porque en las granjas siempre están pasando cosas. Animales que se escapan, otros que paren, heladas... Uno de mis propósitos de este 2017 es desconectar un poco de la empresa, leer mas.... Sin embargo, disfruto mucho en el campo, rodeada de animales, naturaleza y gente joven motivada, así que no lo necesito tanto

¿Tenéis nuevos proyectos en marcha?

Este último año he estado muy volcada en la venta online y, ahora, que vamos a montar un obrador para hacer semicocinados, nos va a llevar también mucho trabajo.

Una casa de ensueño

La casa de Blanca es el sueño de todo amante del campo. Una construcción exquisita con grandísimos ventanales, arquitectura sencilla y decoración vintage. Es su reducto y, para sus tres hijos, Borja, Marta y Bruno, está construyendo cerca un gran cortijo al que no piensa mudarse, lo que no es de extrañar. La de Blanca es una casita de ensueño situada al lado de una charca a la que van a beber los animales al atarceder.

Dicen que en verano te levantas al alba para cortar las rosas de tus rosales y ponerlas en las cajas de verdura para tus clientes. ¿Siempre fuiste una enamorada de la naturaleza?

Creo que el amor por la naturaleza es algo que te nace muy dentro y que te das cuenta de que lo tienes cuando puedes disfrutarla. Cuando voy a caballo o paseando por las colinas y veo los colores que van cambiando según se va poniendo el sol. O cuando miro al borde del camino y descubro una plantita pequeña y perfecta... o cuando veo un choto recién nacido que se pone de pie y empieza a mamar. Esto emociona a cualquier persona sensible.

dehesaelmilagro.com

Cómo funciona una huerta ecológica

"Nuestro sistema se apoya en no explotar la tierra hasta que quede extenuada. Aquí lo más importante es que cada una de las áreas beneficie a todas las demás. El ganado criado correctamente mejora las praderas: el estiércol compostado del ganado mejora los cultivos, los restos de la huerta alimentan al ganado, el grano de nuestro cereal nos sirve para hacer pan, las leguminosas mejoran el suelo y además nos producen ricas legumbres, como lentejas y garbanzos, para nuestros clientes".

Publicidad

¿El cordero criado así se nota distinto?

Lo más popular

"La raza talavera es distinguida por la calidad de sus corderos, y nosotros los criamos, como a todos las ganaderías de la finca, con el mayor bienestar animal. Además del cordero lechal, también nos gusta criar corderos de mayor tamaño y longevidad, porque la alimentación en las praderas al aire libre hace que adquieran un sabor a pasto y se distingan de los animales cebados con piensos en apriscos".

¿A qué sabe un pollo criado en libertad?

"Estos pollos viven en naves con salida a las praderas, que superan ampliamente la regulación ecológica de cuatro metros cuadrados de parque para cada pollo. Crecen en libertad, lo que potencia sus defensas naturales y nos evita tener que darles antibióticos y medicinas. Los alimentamos con cereales de la finca, y picotean la hierba y los bichitos en el campo. Todo esto repercute en el sabor de su carne, que es un poco más oscura y firme, y con una gran calidad nutritiva.

Qué se pide a un buen huevo

"La alimentación y la vida al aire libre de las gallinas que pastan en el campo consigue que tengan mucha vitaminas D por el sol, y eso es lo que hace que las yemas tengan mayor contenido de betacarotenos, más color y un sabor más intenso. Otra característica fundamental de un buen huevo es que sea extrafresco: el hecho de que lleguen de la granja directamente a las casas hace que se consuman en menos de cuatro días".

Así vive una ternera premium

"La raza que hemos elegido es la avileña, por su calidad y su rusticidad adaptada al medio. Se crían al aire libre, tienen un destete tardío, se alimentan con pasto, forrajes y materias primas ecológicas de la finca. Todo esto nos permite tener unas terneras de carne sabrosa, tierna y mucho más rica en vitaminas, betacarotenos (con propiedades antioxidantes) y ácidos grasos omega 3 que la carne industrial, y totalmente libres de trazas de antibióticos y de hormonas".

More from Ar Revista: