Me siento atraída por mujeres. ¿Seré lesbiana y no lo sé?

Algunos estudios constatan que las mujeres heterosexuales pueden experimentar excitación ante un cuerpo de mujer ​en actitud erótica

Lo más popular

Pues… no necesariamente. Una mujer heterosexual puede experimentar una intensa excitación sexual ante la sugerente imagen de un atractivo cuerpo de mujer en actitud eróticamente provocadora, de la misma manera que esa activación fisiológica puede aparecer (o no) ante una estampa equivalente protagonizada por un hombre.

Sabemos que la excitación sexual en la mujer es el resultado de una combinación compleja de factores. Así como los hombres responden de manera fácil y rápida ante estímulos únicamente visuales, las mujeres somos, en general, más sensibles y sensoriales. Esto significa que respondemos menos ante una simple imagen y más ante un cúmulo de factores que engloban desde la erótica del contexto hasta estímulos físicos de otro tipo como, por ejemplo, táctiles o auditivos. En el caso de la mujer, además, gran parte de las causas de la excitación sexual recaen también sobre la imaginación y la fantasía, sobre el relato que se construye a partir de una serie de situaciones o sensaciones.

Publicidad

Desde el punto de vista más visceral o animal, la respuesta sexual, como mera reacción fisiológica de nuestro organismo, es una conducta muy vinculada a la supervivencia y, por lo tanto, también muy asociada a nuestro desarrollo (tanto a nivel evolutivo como a nivel vital y personal). Incluso, en gran medida, puede considerarse como una respuesta automática. Por eso la experimentación de determinados episodios de atracción sexual – tanto hacia un hombre como hacia una mujer- no tiene por qué correlacionar necesariamente con la orientación sexual de una persona.

Lo más popular

De hecho, en un estudio llevado a cabo en 2016 desde la Universidad de Essex, en Inglaterra, quedó demostrado que las mujeres heterosexuales mostraban patrones de activación sexual ante estímulos provenientes tanto de hombres como de mujeres. Curiosamente, con respecto a las mujeres lesbianas que participaron en el estudio, sí se concluyó que ellas solo mostraban una respuesta sexual significativa ante estímulos fiscos provenientes de otras mujeres, y no de hombres.

Igual que el hecho de que no te gusten las relaciones sexuales con un determinado hombre no te convierte en no heterosexual, el hecho de que te sientas atraída por una mujer, o más de una, no te hace necesariamente ser lesbiana. Podrías ser lesbiana sí, pero entonces en paralelo también serías consciente de que los hombres no te atraen absoluto o de que tu proyecto de vida o tu propia identidad pasan por ser compartidos con otra mujer. Como también podrías ser bisexual, en cuyo caso te contemplarías en este momento de tu vida al lado de un hombre o de una mujer, en función de quién hubiera avivado tus deseos y tus emociones más íntimas.

Si es verdad que estas descubriendo una parte de tu identidad sexual que hasta ahora ignorabas, entonces céntrate por encima de todo en el desarrollo de esa fase de descubrimiento y en las experiencias que tus impulsos te conduzcan a vivir.

More from Ar Revista: