Esto es lo que debes comer hoy para sobrellevar el cambio de hora

Tan sólo han sido 60 minutos, pero arrastras un jet-lag que ni que acabases de llegar de Tokio.

Lo más popular

Todos los años lo mismo. Porque el otro, el que se hace en octubre, no te pesa tanto, pero el cambio de hora que se hace ahora, en marzo, te pone el cuerpo del revés. Recuerdas que durante el día, una nebulosa que no te deja concentrarte planea sobre tu cerebro; que cae la noche y, aunque sigues espesa, no tienes sueño. Y, para colmo, las horas de sueño no son todo lo reparadoras que deberían, teniendo en cuenta el cansancio acumulado. ¿El motivo? Nuevamente, las hormonas: "La mayoría de nuestros ritmos biológicos están regulados por la melatonina, la hormona del sueño, que comenzamos a segregar coincidiendo con la fase de oscuridad", explica Carlos Fernández, director médico del Grupo NC Salud, que añade: "Por eso, cuando el día se hace más largo, el cuerpo no recibe ese mensaje dando lugar al insomnio, a un sueño menos reparador y a una sensación de cansancio constante".

Publicidad

Pues qué bien.

Lo más popular

Pero el cuerpo es química y, por eso, podemos jugar con él. Más bien, ayudarle a regularse. Fácilmente, sin mucho esfuerzo. Por ejemplo, preparando un menú especial para este lunes, el primer día de trabajo después del cambio de hora. Cuando realmente vamos a sentir los estragos derivados de haber adelantado el reloj 60 minutos. Esto es lo que tienes que comer para borrar los efectos del 'mini jet-lag' de marzo.


Para desayunar

"Es importante empezar el día con bastante energía y apostar por un desayuno completo, enriquecido con vitamina C", comienza el experto, que dibuja el siguiente menú: "Un rebanada de pan integral, fuente de carbohidratos complejos; un vaso de leche o de bebida vegetal sin grasas ni azúcares añadidos y, fundamental, una ración de fruta rica en esa vitamina, la C, muy presente en las fresas, las naranjas o los kiwis". Y a la calle.


Para almorzar

A media mañana empezaremos a flaquear, por lo que un tentempié saciante nos proveerá de la energía suficiente para llegar vivos a la comida. "Una segunda ración de fruta, un derivado lácteo 0,0% como el queso fresco o un yogur o un sándwich vegetal nos darán el ímpetu suficiente para superar la mañana en buenas condiciones de rendimiento psicológico y físico", afirma Fernández.


Para comer

Apuesta 100% por las legumbres, ya sea en guiso –muy adecuado todavía en estas fechas– o en ensalada y salteado. "Las legumbres nos aportarán pocas calorías pero mucha fibra, fundamental para activar y mejorar el metabolismo, y triptófano, otra de las claves del día", sostiene el experto. El triptófano es un aminoácido esencial para aumentar los niveles de serotonina, la 'hormona' de la felicidad, y principal propiciadora de la producción de melatonina, la hormona que más tarde nos permitirá conciliar el sueño.


Para merendar

Nuevo momento peligroso en el que las fuerzas amenazarán con desaparecer, aunque seguirás notando el impulso de las tres comidas anteriores. No obstante, conviene que dediques unos minutos a comer "frutas ricas en magnesio, como el plátano, o frutos secos como las nueces o las avellanas", repasa el director médico. El magnesio es un mineral que mejora el bienestar psicológico y, además, es un antiestresante natural, por lo que nos predispondrá a ir rebajando la intensidad del día y a prepararnos para el descanso.


Para cenar

"Una cena ligera, que no significa escasa, basada en verduras, será la mejor alternativa para terminar este primer día de trabajo", sostiene Carlos Fernández, que recomienda también mantenerla a la hora habitual, para no alterar más los ritmos biológicos. Nada de fritos, embutidos ni salsas si no quieres enfrentarte a una digestión potencialmente terrible.

Y si alguno de los alimentos recomendados por el experto no son de tu agrado, siempre puedes apostar por los complementos. "Los hay a base de triptófano, magnesio y también de pasiflora, una planta medicinal que alivia los síntomas del estrés y ayuda a disfrutar de un buen descanso", asegura el experto. Cualquier cosa antes de soportar un lunes que, además de ser relativamente abominable de por sí, se te hará especialmente largo por el ____ cambio de hora.

De: Cosmopolitan ES
More from Ar Revista: