Las 6 claves para cuidar el amor de pareja

¿Te gustaría rejuvenecer tu relación, dejar de discutir por todo y... aprender a ser feliz? Toma nota de los consejos de Joan Garriga en ‘El buen amor en la pareja’ (Ed. Imago Mundi) y prepárate para enamorarte de nuevo.

Lo más popular

Descubrirse cada día. A los veinte años la vida se ve diferente que con treinta o cuarenta. Piénsalo: ¿tú sigues siendo la misma que cuando le conociste? Seguro que no. Y lo mismo le ocurre a él. Vuestros gustos han cambiado, vuestras metas tambien y eso os afecta como pareja. Joan Garriga asegura que “dar por supuesta a la otra persona en las relaciones es un error muy frecuente”. ¿La solución? Intentar redescubriros para volver a conoceros.

Publicidad

Dar y recibir. ¿Hay un equilibrio entre lo que esperas y lo que ofreces? ¿Y en el caso de tu pareja? ¿Tienes la sensación de que siempre cedes tú? ¿O quizás es él quien siempre da su brazo a torcer? El autor recomienda emprender la búsqueda del trueque perfecto. Tan solo es necesaria una pequeña dosis de generosidad al día por parte de los dos y, por supuesto, poner en práctica el ‘hoy por ti, mañana por mí’ para encontrar el equilibrio.

Lo más popular

Sin buenos ni malos. La pareja es cosa de dos, y las discusiones también. Una obviedad que, sin embargo, se olvida demasiado a menudo. ¿Por qué cuando hay una pelea nuestro empeño es señalar un culpable y un inocente, en lugar de solucionar nuestras diferencias? Y es que aprender a discutir es una de las asignaturas más difíciles en una pareja. La clave está en aprender a escuchar, practicar la empatía y nunca, jamás, perder el respeto hacia la otra persona.

La confianza es la clave. ¿Quién no ha sentido el gusanillo de los celos alguna vez? ¿O ha sufrido los de su pareja? Hay quien dice que “quien no cela, no ama”, pero según Joan Garriga lo único que consigue este tipo de sentimiento es alimentar miedos e inseguridades creando brechas en la relación difíciles de reconstruir. ¿Vuestro objetivo? Confiar el uno en el otro y, sobre todo, poner de vuestra parte para que cada uno pueda tener su espacio personal.

Quererse a pesar de todo.  Con el paso del tiempo, esas pequeñas manías de nuestra pareja que al principio nos hacían hasta gracia pueden llegar a convertirse en pesadillas. Sin embargo, pretender cambiar a la otra persona es lo último que debemos hacer. Según Garriga, “ambos miembros deben adquirir una actitud compasiva con el objetivo de entender y comprender mejor a su pareja”. La clave del éxito, una vez más, está en la comunicación.

¿Puedes vivir sin él? ¿Crees que eres demasiado dependiente de tu pareja? ¿O él de ti? Según el autor, este sentimiento de dependencia es uno de los máximos enemigos del futuro de una pareja y augura el fin del amor. Y es que ninguno de los miembros puede ser el responsable único de la felicidad del otro. Para ponerle fin, Joan Garriga recomienda tener en mente este curioso mantra: “Te quiero mucho, te elijo, pero sin ti también me iría bien”.