6 claves para usar WhatsApp

Enviar un texto a la persona equivocada, discutir con tu pareja por culpa de mensajes comprometidos... ¿Te suena? Hablamos con Juan Merodio, experto en redes sociales y autor del blog www.juanmerodio.com

Lo más popular

Los whatsapps los carga...
¡el diablo! El primer mandamiento de la mensajería instantánea es la precaución. A veces se te aceleran los dedos, escribes en caliente algo que no debes y... ¡zas!, lo mandas a modo de bomba nuclear a quien precisamente no debería recibirlo. ¿A quién no le ha pasado alguna vez? Antes de darle a ‘enviar’, lee muy bien en qué chat estás escribiendo si no quieres llenar tu estado de iconos con las mejillas rojas.

Publicidad

Deshazte de las pruebas.
28 millones de parejas se han roto por culpa de WhatsApp (que si “no me contestas”, que si “te escribes con tu mejor amiga”...). Así que, si ya es tarde para prevenir conversaciones comprometidas, borra los chats que puedan meterte en líos. Claro que si quieres conservar esos chutes de autoestima sin que peligre tu vida diaria, siempre puedes guardar la conversación antes de eliminarla. Se almacenará en una carpeta oculta dentro del terminal.

Lo más popular

Bloquear o no bloquear.
Entre comunicarse y colapsar hay una pequeña diferencia que pasa por la saturación. Si has llegado al punto de que uno de tus contactos no te deja vivir con tanto mensaje (o si tu ex o tu jefe no saben lo que significa la palabra ‘fin’), bloquéalo en Ajustes de chat. Ojo, porque si eres tú la bloqueada no podrás saberlo. Para evitar que esto suceda, mensajea con mesura.

Ofertas a golpe de pulgar.
¿Para qué vas esperar a que te atiendan en una centralita si puedes pedir un taxi por WhatsApp? Si buscas en la red, encontrarás más de un servicio que puede contratarse a través de mensajería instantánea y, además, con descuento. Si eres tú la emprendedora, súbete a la moda del double check y aprovecha tu lista de contactos para enviar promociones que de verdad valgan la pena. Eso sí, procura no saturarlos.

¿Controlas o te controlan?
Que sí, que conectarte a las dos de la mañana no quiere decir que te hayas ido a tomar copas, sino que no podías parar de leer el Quijote... Pero si quieres evitar que se especule con tus horarios de conexión, desactiva la opción.
Pero cuidado: el sistema tarda hasta 24 horas en completar la operación y, si te arrepientes, necesitarás otras 24 para volver a mostrar cuándo te conectas. Eso sí, tampoco podrás ver cuándo se conectan los demás..

Una imagen vale más...
que mil palabras. Y un mensaje de voz más que uno escrito. Leerte es maravilloso, pero escucharte lo es aún más. Puedes usar el micro para mandar mensajes de voz: “Son cómodos, rápidos y además dan un toque muy personal”, explica Juan Merodio. Y lo mismo pasa con las fotos: mandar una imagen es mucho más rápido, más cómodo y más original. Haz la prueba.