Las 6 claves para... encontrar pareja en internet

Los estudios son contundentes: las relaciones que nacen en Internet son más felices y duran más que el resto, pero dar con el hombre ideal casi nunca es fácil. Los expertos de eDarling y eHarmony dan algunas pistas.

Lo más popular

Perfecciona tu gancho. Y aquí tu gancho es el perfil. Elige una foto natural, nada de fiestas ni selfies en el baño. Descríbete con sinceridad, es la mejor forma de no perder el tiempo con gente con la que a fin de cuentas no vas a encajar. No seas aburrida, habla de tus gustos y aficiones y, muy importante, pide a una amiga y a un amigo que lo revisen. Como podrás sospechar, en esto la opinión masculina es importante.

Publicidad

Tenlo clarito. De nuevo, no pierdas el tiempo. Hay que ser directa y, sobre todo, dejar claro lo que quieres... y lo que no. No te cortes rechazando a gente que no te convence, tanto si solo habéis chateado como si ya os habéis visto en persona. Sé respetuosa, pero firme. Si dudas de que las fotos de alguien puedan ser reales, usa la web www.tineye.com para saber si una imagen aparece en muchos otros sitios. En ese caso, puede que sea falsa.

Lo más popular

Evita malentendidos. Comunicarse por escrito, sin los matices que aportan el tono de voz y los gestos, puede dar lugar a confusiones. Tenlo en cuenta tanto a la hora de escribir tus mensajes, y también cuando leas los suyos. Si alguien te interesa pero hay algo en su perfil o en sus palabras que no te cuadra, pregúntale tranquilamente para que te lo explique. Cuidado con las faltas de ortografía, y si te gustan los emoticonos, úsalos, pero no te pases.

La primera cita. Hablad primero por teléfono. Conocer su voz te ayudará y te revelará cosas sobre él, pero tampoco saques conclusiones precipitadas. Para el primer encuentro, quedad en un lugar público, nunca en su casa o sitios solitarios. Lo mejor es no quedar cerca del hogar de ninguno. Y no lo compliquéis. Haced algo normal, como tomar un café. Para lo excepcional ya tendréis todo el tiempo del mundo más adelante.

Ándate con ojo. A estas alturas quizás resulta obvio, pero nunca está de más volver a recordarlo: Internet es como el salvaje oeste y hay que tener mucho cuidado con los malos. No des datos personales (dirección, teléfono, email, cuentas de redes sociales) al principio. Ve abriendo la mano poco a poco conforme vayas estableciendo confianza, pero nunca des tu cuenta bancaria (¿hola?) o envíes dinero a nadie que te lo pida.

Vas a pasártelo bien. A veces hace falta mucho ‘ensayo y error’ antes del final feliz. Diviértete, conoce gente, ten citas con quien te guste y hazlo con frecuencia. Si no has encontrado todavía a tu pareja es porque aún no has quedado con él. De vez en cuando, revisa las exigencias de tu perfil. Por ejemplo, si has limitado tu búsqueda a gente de tu localidad, quizá puedas ampliarla unos kilómetros. Disfruta del viaje.