T6, el pinchazo que quita el hambre

¿Qué hay detrás de la dieta del pinchazo milagroso?

Lo más popular

Muy pocos lo han probado todavía, pero ya se habla mucho en los corrillos de estética del llamado pinchazo milagroso. Esta técnica que promete reducir la sensación de hambre acaba de llegar a Madrid a las clínicas de la doctora Tellez (Espronceda 31, Madrid) y viene rodeada de polémica. ¿Otra falsa promesa de dieta milagrosa? Parece que el sistema es diferente: el Método T6 lo que promete es reducir el apetito y gracias a ello puede ser un buen apoyo para poder mantener una dieta hipocalórica.

Publicidad

La neuróloga de la clínica, La doctora Pilar Gutierrez, está detrás de esta nueva fórmula que se apoya en las técnicas de acupuntura. Pilar ha combinado, para conseguir esta técnica, sus conocimientos de medicina general, medicina estética, acupuntura y medicina tradicional china. ¿Y cómo funciona el pinchazo milagroso? Preguntamos a la doctora Ana Tellez, directora de la clínica: "El tratamiento consigue su efecto de inhibir el apetito a través de la electroestimulación de un punto neuronal del abdomen. Se coloca la aguja en ese punto concreto, donde llega al llamado Dermatema T6, y durante media hora se está transmitiendo una electroestimulación. Las pequeñas descargas eléctricas acaban provocando un efecto de distensión en el estómago, y con ella, un vaciado más lento y en consecuencia la sensación de hambre tarda más en llegar. Es perfecto para evitar que comas una ensalada y un taco de atún al mediodía y vuelvas a tener hambre a las cuatro de la tarde". 

Lo más popular

Los pinchazos se dan una vez a la semana (a 150 euros la sesión) y aunque el tratamiento tiene que ser personalizado, la clínica propone diez sesiones (dos meses y medio) que si se acompañan de una dieta hipocalórica estricta, puede acabar reduciendo entre 4 y 10 kilos.

Eso sí, asegura la doctora Tellez que "sin dieta, los pinchazos no sirven de nada. Solo tienen sentido cuando se ha decidido seguir una dieta de forma estricta". La doctora Tellez segura que el método es eficaz en un 90%, aunque el efecto saciante puede ser más rápido en unas personas que en otras. Esto depende de los diferentes organismos y también de la cantidad de grasa alojada en el abdomen, ya que la aguja se aloja invariablemente a una profundidad de un centímetro, pero la distancia entre la dermis y el estómago es variable.