Bimi, la crudité de moda

Es prima del brócoli, esconde superpoderes nutricionales y es la reina entre los crudívoros.

Lo más popular
Publicidad

Un híbrido reciente
Esta fusión del brócoli y la col rizada china se conoce en Europa con el nombre de ‘brocolini’, y aunque fue ‘creada’ en Japón hace 24 años, hoy por hoy se cultiva en muchos lugares, entre ellos Murcia. Su sabor es más dulce que el del brócoli convencional y se come tanto el tallo (parecido de sabor y textura al espárrago verde) como la flor (similar al brócoli). También existen variedades de bimi dulce.
 
Supernutritivo
Aunque el brócoli ya es una verdura muy saludable, al bimi se le ha descubierto una gran cantidad de proteínas, fibra dietética, minerales y vitaminas que lo convierten en un potente antioxidante y antiinflamatorio. La parte más nutritiva es la flor. Una vez en la nevera, se conserva mucho tiempo.

Lo más popular

Mejor crudo
La forma más común de comer bimi es cocido: se recomiendan solo diez minutos en agua hirviendo para que esté crujiente. Una vez escurrido, se puede enfriar en un bol con agua y hielo para cortar la cocción y fijar la clorofila. Sin embargo, la opción de tomarlo crudo es deliciosa, ya que el sabor es muy suave. Es fácil encontrarlo en zonas gourmet de los supermercados.

¿Cómo tomarlo?
Cocido diez minutos queda crujiente, de modo que es perfecto para una ensalada o un bocadillo. En versión cruda, resulta exquisito por ser suave. En tempura es muy apreciado por su consistencia firme y su forma.