Cambia la Pirámide Nutricional

Ya no basta solo con comer bien. La Nueva Pirámide de la alimentación pide equilibrio: conseguir el balance energético es cuestión de ejercicio físico y una dieta adecuada a cada persona. 

Somos lo que comemos, así que, comamos con inteligencia. Ahora más que nunca es indispensable cuidar nuestro cuerpo, por eso la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha modificado la actual pirámide de alimentos adaptándola al ritmo de vida del siglo XXI. Se han introducido nuevos criterios como el equlibrio emocional, el balance energético, el ejercicio físico o la alimentación moderada y equilibrada. Además, el presidente del SENC ha insistido en que “la promoción de frutas, verduras, hortalizas y pescado de temporada en nuestra dieta diaria, pero también ha hecho hincapié en reforzar la presencia de legumbres, cereales de grano entero, frutos secos sin sal, aceite de oliva virgen extra, lácteos bajos en grasa y carnes magras, además de una correcta hidratación”. Esta actualización es “una herramienta útil en las acciones de planificación nutricional, educación para la salud, programas de intervención nutriconal e incluso en la formulación e información nutricional de productos por parte de la industria alimentaria” según ha señalado Lluís Serra Majem, presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación. Sin embargo, no solo de comida vive el hombre y, por eso, la salud emocional es fundamental para tener una vida plena y feliz. Así lo asegura la Dra. Montserat Noguera, “gozar de una vida saludable implica, entre otras cosas, construir un mundo interior en el que uno sea capaz de aceptar sus luces y sus sombras”. En definitiva y teniendo en cuenta que saber comer es saber vivir lo mejor para tener una salud de hierro es seguir estos parámetros.

Publicidad