Las seis claves para remendar un corazón roto

Si crees que no lo vas a superar nunca y te empeñas en no olvidar a tu ex, puede que te interesen los consejos de Isabella Santo Domingo para dejar atrás una ruptura, en De la ruptura a la sutura (Ediciones B).

Lo más popular

Llora y patalea. Como si no hubiera un mañana, como si Clarita -la amiga de Heidi- jamás hubiera conseguir andar... Lo más sano es empezar por desfogarse, aliviarse y limpiar las penas. Si para eso hay que lanzarse a una maratón de 'pasteles' cinematográficos o a un mix de vuestras canciones más melosas, hazlo sin rubor. No hay nada más reparador que una buena orgía de lágrimas y una dosis de autoflagelación catártica.

Publicidad

Quema el teléfono móvil. O úsalo para abonar los geranios. O, por lo menos, elimina su número de tu lista de contactos, del Whatsapp y de tu memoria. Ya que estás, borra su dirección de email, su perfil en Facebook, Twitter, Instagram y Foursquare.

Sus cosas, a Cash Converter. Aunque, si eres más civilizada, también puedes devolvérselas a él o dejarlas en casa de un amigo común, de sus padres... Hay que aceptar que la relación se ha acabado y que él no va a volver, así que sus cosas sobran. Una vez pasado el duelo, cuantas menos oportunidades le des a la nostalgia para que te reconcoma, mejor. Repítete esto sin parar: 'Segundas partes... casi nunca fueron buenas'.

Lo más popular

Mantente entretenida. Hay que intentar pensar lo menos posible. No te tortures preguntándote qué es lo que falló, ni si fue tu culpa o la del otro. Sal de casa y diviértete. Apúntate a clases de tango, hazte el abono de la filmoteca, adopta un perro abandonado o desempolva tu matrícula en el gimnasio. Ocupa tu tiempo para que no te pueda la morriña. Si además haces ejercicio, te verás más guapa y te recuperarás mejor.

Rodéate de buenas aliadas. La que te organiza citas a ciegas con el club de adefesios, la listilla, la competitiva o la que solo te repite una y otra vez que ya te lo decía ella... no lo son. Busca las incondicionales, las divertidas, retoma contacto con personas que hace tiempo que no ves y únete a las que van a devolverte las ganas de vivir a tope...También a las que organizan tus citas a ciegas con el cuerpo de bomberos.

Te amarás. Aprende la lección de que el amor, el que es de verdad, no duele. No pienses que él era perfecto y que no vas a encontrar algo mejor. Nada más lejos de la realidad. Empieza por respetar tu amor propio y tu dignidad. Centra la atención en ti misma, en tus necesidades. Si te quieres bien, y te sientes a gusto contigo, vas a convencer mucho mejor a los demás de que ellos deberían hacer lo mismo.