¿Qué te une a él?

Se acerca San Valentín e independientemente de nuestro nivel de romanticismo o de nuestras ganas de celebrar el amor lo cierto es que estos días se habla más de la pareja a nuestro alrededor. Desde aquí quiero contribuir a hacer una pequeña pero interesante reflexión al respecto: ¿por qué le escogiste aél? ¿Te lo has preguntado alguna vez?

Más de Adictas al amor
20 articles
¿Segunda oportunidad después del divorcio?
"Él quiere separarse... pero yo no"
El marido de mi amiga me tira los tejos

Probablemente ahora hayáis construido ya una historia más o menos larga en común pero al principio de los principios poco o nada sabías de él. Flechazo o no, algo te sedujo, algo te decidió a seguir adelante o te interesó lo suficiente como para curiosear un poco más.

Todas las parejas tienen un enganche inicial que, pasado el enamoramiento inicial, puede romperse, mantenerse o transformarse. ¿Cuáles fueron tus enganches? ¿Cuánto queda de ellos?

Publicidad

•Enganche a la persona en sí misma: Es el caso de Ulises y Penélope. Ella no buscaba una pareja, le buscaba a ÉL, a Ulises y solo a ese Ulises. Penélope no tenía la necesidad de nadie más que de él. Si eres uno de estos casos entonces te decidiste a estar en pareja porque pensaste que habías encontrado a la persona ideal, que no habría nadie mejor que él. La pareja entonces es el medio para conservar una relación exclusiva con una persona que se considera única y excepcional.

More From Adictas al amor
20 articles
¿Segunda oportunidad después del divorcio?
"Él quiere separarse... pero yo no"
El marido de mi amiga me tira los tejos
¿Lista para ligar en verano?
Me ha confesado que se siente atraído por otra...

•Enganche a la propia relación. La calidad de una relación de pareja es única y no puede tenerse con nadie más que con una pareja. Salvo pocas excepciones, ¿con quién puedes llevarte mejor y quién puede proporcionarte más cariño que aquél a quien tú misma has escogido para ese cometido? El grado de comunicación,  intimidad, pasión y compromiso que puede desarrollarse en la pareja cuando ésta funciona bien es exclusivo de este tipo de relación e inviable con un amigo o compañero que no sea una verdadera pareja. Si este es tu caso no significa que no le quieras a él, sencillamente tu enganche está más ligado a las características de la propia relación.

•Enganche a la estabilidad y las ventajas de pertenecer a un grupo. Aquí entrarían motivaciones como la adquisición de un determinado estatus social o las posibilidades de desarrollo personal que implica la pareja. Una pareja es un equipo y, como tal, puede abarcar proyectos de mayor envergadura que una persona sola. Es razonable pensar que ciertos proyectos son difícilmente asequibles por un solo individuo pero sí son accesibles si se forma un equipo de dos (proyectos profesionales, proyectos de vida, etc.). La pareja proporciona estabilidad emocional pero también social, económica, etc.

•Enganche a ciertas cualidades que destacan en el otro. No tiene por qué quererse a la persona en su conjunto sino que muchas veces lo que destaca es uno de sus atributos, justo el atributo que has estado buscando debido a tu educación, tus valores, tus ideales y tus objetivos de vida. Para que se entienda mejor,  una persona puede querer a otra como pareja por el simple hecho de ser militar, modelo, médico, diplomático… O por cualidades en las que destaca notablemente como, por ejemplo, la belleza, el poder, la solidaridad, el éxito profesional, la inteligencia… En este caso la pareja se construye sobre una cualidad específica que uno le reconoce al otro y que es de tremenda importancia; o que cada uno reconoce en el otro si existe simetría en el tipo de enganche.

¿Te has reconocido en alguno de estos casos? Si bien socialmente no todos estos enganches tienen la misma acogida, recuerda que la pareja “ideal” es solo eso, un ideal. Normalmente se mezclan varias motivaciones, varios enganches, en la elección de la pareja y todos ellos son válidos. Mientras haya respeto nadie es quien para juzgar si los enganches de la pareja de al lado son legítimos o no.

Recuerda que todos lo son y todos valen en la medida en la que no generen conflicto y aseguren tu bienestar. Solo te pido que reflexiones acerca de la durabilidad de los enganches. Si están basados en cualidades efímeras es posible que acaben rompiéndose mientras que si puedes asociarlos a características más estables, el futuro de la pareja está asegurado.

www.anavillarrubia.com

More from Ar Revista: