¿Por qué nos gustan los canallas?

Y quien dice canallas, dice tipos duros, chicos malos… ¿Por qué nos vuelve loca ese tipo de hombre que sabes positivamente que te puede hacer daño? Ana Villarrubia reflexiona sobre el tema.

¿Cuáles son los rasgos que a priori valoras en un hombre? Lo cierto es que  es posible hacer una generalización relativamente acertada a este respecto y hay estudios que así lo demuestran. Lo viril nos atrae tanto de manera aprendida y como forma más instintiva. Por un lado valoramos en un hombre lo que nos han enseñado a valorar desde bien pequeñas, hombres con esas características que les hacen triunfar en las películas, conquistar a las princesas de los cuentos y reunir los requisitos de protección que en un principio exigieron nuestras madres para quedarse tranquilas pensando que "estábamos en buenas manos".

Publicidad

En definitiva: hombres psicológica y físicamente fuertes, seguros de sí mismos, capaces de resolver problemas fríamente y de gestionar sus emociones sin señales de desbordamiento aparentes. Hombres que pueden con todo y nos protegen cuando no nos apetece guerrear más. Seamos sinceras, hemos exagerado la caricatura pero, ¿no tiene esto un puntito de atractivo?

Por otro lado, desde el punto de vista evolutivo, nos atraen también los indicadores de virilidad (y de potente liberación de testosterona). Rasgos que, una vez más, se asocian con el carácter fuerte, dominante, a veces incluso posesivo y protector. Los sociólogos que elaboran hipótesis en este sentido apoyan esta hipótesis de que lo varonil gusta a las mujeres.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la...
Imagen de la película 27 vestidos para ilustrar el artículo 7 frases que pueden arruinar una primera cita, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia, para la revista AR
8 frases que pueden arruinar una primera cita
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

Lo malo para nosotras, las mujeres, es que en la vida real ese hombre no vale para más que unos pocos meses de encandilamiento. Más allá de una primerísima fase de relación un hombre estrictamente como el que hemos definido es un canalla insensible incapaz de empatizar, de comprometerse de manera fiel, de comprendernos, de colaborar con nosotras o de acompañarnos en un proyecto de vida común.

Una gotita de sensibilidad quizá no sea viril en el sentido más prototípico pero es necesaria para una relación de pareja en la que hemos de relacionarnos de igual a igual y los momentos de debilidad y fortaleza han de ser mutuamente compensados.

Sí, nos gustan los canallas, pero no somos tontas. El atractivo del varón cinematográfico nos engancha hasta cierto punto y, al final de la película, o demuestra que es humano o nos asusta dejarlo entrar en nuestra vida.

www.anavillarrubia.com