Cómo ligar en verano

Para quienes están sin pareja, el verano es sin duda la estación del año que más se presta al romance. Te enseñamos las claves para seducir este verano.

No tiene por qué existir una relación directa, a priori, entre verano y amor, pero lo cierto es que en la época estival disfrutamos de más tiempo de ocio, estamos más predispuestos a pasarlo bien, queremos disfrutar de aquello para lo que llevamos trabajando toda la primera parte del año y, no hay duda, el clima invita a no quedarse en casa. Todo ello conforma el caldo de cultivo perfecto para conocer gente nueva y, por qué no, vivir el amor. Si crees que estás oxidada en esto de acercarte a un hombre de nuevo, revisa tus herramientas de seducción y explótalas.

Publicidad

Lo primero y lo más básico al hablar de seducción es quererse a una misma. Nada especial puedes transmitir sobre ti si no te lo crees primero. Para ello, empieza por potenciar tus fortalezas, todas sabemos cuál es nuestro punto fuerte. Identifícalo y explótalo un poquito, que tienes todo el derecho del mundo a hacerlo.

En lo físico realza aquellas partes de ti que más segura te hacen sentir: juega con las piernas, el cuello o el escote, por ejemplo. Sácate partido con la ropa, el peinado o el maquillaje. Equilibra aquello que quieres enseñar y aquello que no. No te recomiendo nada demasiado obvio pues de lo que hablamos hoy es de seducción y no de provocación.

More From Adictas al amor
20 articles
El marido de mi amiga me tira los tejos
¿Lista para ligar en verano?
Me ha confesado que se siente atraído por otra...
Vacaciones por separado ¿una mala señal?
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

Sin embargo, la seducción no es solo atracción física, ni mucho menos. La seducción tiene mucho de comunicación no verbal, el deseo se transmite con los gestos, las maneras o la actitud mejor incluso que con las palabras. Se trata de conectar con la persona que te gusta y comunicarte con él a través de todo tu cuerpo. Juega con la mirada o la sonrisa y focaliza tu atención en aquellas partes que más te gustan de él.

No descuides tampoco la conversación, déjate conocer con seguridad pero con astucia e inteligencia. No tiene que saberlo todo de ti en la primera noche o todo resultará excesivamente tedioso. Dale la información justa como para que resulte jugoso saber algo más e interésate por él, también con prudencia.

La seducción implica cuidar de manera elegante todos los canales de comunicación a un mismo tiempo. Todo vale mientras derroches feminidad a través de aquellas facetas de ti misma que más te gustan. Confía en ti.

www.anavillarrubia.com