Cómo superar los celos

¿Él es celoso? ¿O eres tú la celosa? Una relación sana y duradera se basará en la mutua confianza y los celos no son nunca buenos consejeros.

Más de Adictas al amor
20 articles
¿Segunda oportunidad después del divorcio?
"Él quiere separarse... pero yo no"
El marido de mi amiga me tira los tejos

Existen muchos mitos sobre la pareja que no necesariamente nos benefician en la práctica. Empezando por una de las ideas más falsamente románticas y artificiales de la pareja, la que nos venden en las películas, “si tiene celos es porque está enamorado de verdad”.

El hombre celoso es romántico en un principio, te ablanda el corazón y te conquista porque existe una cantinela en el fondo de nuestras inseguridades que nos lleva a pensar que “si es celoso y se comporta como un celoso es precisamente porque le importo”. ¡Nada más alejado de la realidad! Amar implica un punto de entrega hacia el otro y, por tanto, implica también asumir ciertos riesgos. Amar implica entregarse pero ofreciendo al mismo tiempo lo mejor de ti misma. Lo mejor de ti no es el miedo ni el control despiadado y obsesivo del otro.

Publicidad

Cuando le decimos que le queremos obviamente le queremos en exclusividad, pero también le queremos a él, siendo como es (más allá de los ajustes puntuales que se puedan ir estableciendo). No juegas el mismo juego si resulta que le quieres a él pero sin que hable con esta persona (algo que no es propio de él), sin que le guste salir con estos amigos a ver el fútbol (algo que siempre ha hecho y forma parte de su rutina desde mucho antes de que tú le conocieras) o sin que pueda ser dueño de su propia vida, en definitiva.

More From Adictas al amor
20 articles
¿Segunda oportunidad después del divorcio?
"Él quiere separarse... pero yo no"
El marido de mi amiga me tira los tejos
¿Lista para ligar en verano?
Me ha confesado que se siente atraído por otra...

Todas las renuncias que la vida en pareja implica (que implica muchas, no nos engañemos) han de ser consentidas, negociadas o, en cualquier caso, queridas y decididas de manera autónoma. El control de la vida de la persona querida alivia la ansiedad que generan los celos pero solo a corto plazo, a largo plazo promueve que el otro no nos sea sincero (quizá por miedo a nuestra reacción o ya porque la desconfianza se instaura como regla del juego), agrava el problema y nos somete a una tensión constante. Los celos producen agotamiento en el que los siente y en el que los padece, y cuando no se los consigue poner límite acaban en crisis. Amar lleva consigo aceptar los riesgos de la propia relación, de compartir intimidad. Por eso es un proceso paulatino, de conocimiento mutuo, y normalmente nadie se casa o se va a vivir con el otro al día siguiente de haberse conocido.

Amar de forma sana y saludable es amar sin fijaciones y sin dependencias, con libertad para decidir en todo momento.

More from Ar Revista: