Cómo aprender a decir NO

Una sola sílaba. Dos simples letras: N y O. Sin embargo, ¡cuánto nos cuesta a veces mostrarnos firmes y decir NO a tiempo! A tu pareja, a tu madre, a tus amigos, a tu jefe... ¿Es tu caso? La psicóloga Ana Villarrubia te da las claves para aprender a ser más asertiva.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de Orlando Bloom (Drew Baylor) y Kirsten Dunst (Claire) en un fotograma de la película 'Elizabethtown'
¿Está arruinando el móvil tu relación de pareja?
Fotograma de la película Kramer contra Kramer para ilustrar de un tema de la psicóloga Ana Villarrubia titulado: Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
No sé si aún estoy enamorada de él

Decir no es una de las habilidades que se engloban dentro de la asertividad, algo que a todos nos cuesta manejar y que nadie (o casi nadie) maneja al 100% en todas las áreas de su vida. Decir no es útil y necesario en todos los contextos de tu vida: desde la pareja hasta el trabajo, pasando por las relaciones de amistad.

Decir no cuesta tanto a hombres como a mujeres pero no siempre por los mismos motivos. Normalmente las dificultades para decir no provienen de la inseguridad, del miedo al rechazo o de la necesidad de complacer a todo el mundo. Por desgracia, diciendo siempre sí a todo no solo no quedas mejor, sino que acabas consiguiendo que tus esfuerzos no se valoren nunca. Por eso te propongo desde ya que te entrenes en esto de poner límites a los demás y, para ello, te propongo que imprimas este decálogo y lo lleves contigo para tenerlo bien fresco en cuanto te asalten las dudas y puedas necesitarlo:

Publicidad

1. Antes de nada, di no sabiendo que tienes derecho a decirlo, del mismo modo que tú por mucho que pidas no obtienes de los demás todo lo que quieres en cada momento.

2. Di no sabiendo que quien no acepta un no por respuesta probablemente se está aprovechando de ti. Es imprescindible decir no cuando consideramos que las demandas que nos hacen son abusivas.

3. Di no cuando aquello que te piden atente contra tu escala de valores, ideales u objetivos vitales, no te traiciones innecesariamente por lo que otros te pidan.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de Orlando Bloom (Drew Baylor) y Kirsten Dunst (Claire) en un fotograma de la película 'Elizabethtown'
¿Está arruinando el móvil tu relación de pareja?
Fotograma de la película Kramer contra Kramer para ilustrar de un tema de la psicóloga Ana Villarrubia titulado: Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
No sé si aún estoy enamorada de él
El marido de mi amiga la engaña. ¿Debo decírselo?
Imagen de la película Atracción fatal, con Michael Douglas y Glenn Close, para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre por qué somos infieles.
¿Por qué somos infieles en realidad?

4. Di no teniendo en cuenta que los demás son perfectamente capaces de comprenderte y entender que no puedas llegar a todo (y, si no lo son, son ellos quienes tienen un problema).

5. Di no porque las necesidades de los demás no son más importantes que las tuyas, no tienes por qué anteponerlas.

6. Di no sabiendo que ello no te convierte en un ogro: que digas "no" una vez no significa que lo vayas a decir siempre. Tan perniciosos es no decir nunca que no como decirlo siempre por sistema.

7. Di no sabiendo que no tienes por qué justificar todas tus decisiones. Explícate solo si rechazas una petición que normalmente no rechazarías y crees que es adecuado hacerlo.

8. Di no sabiendo que es una herramienta de la que dispones para ponerle límites a los demás y hacerte valer cuando las peticiones no son razonables o simplemente no encajan contigo en un momento determinado.

9. Di no como muestra de respeto cuando no estés capacitada (por tus conocimientos, habilidades o por el tiempo del que dispones) para llevar a cabo la petición del otro de manera satisfactoria.

10. Y, lo más importante, di no sin culpa, sabiendo que partes de un derecho personal y que no dejas de ayudar a todos los demás porque un día decidas que hay ciertas cosas que no puedes asumir.

www.anavillarrubia.com