Cómo superar una ruptura

Toda ruptura sentimental conlleva un dolor y un duelo que hay que superar. Nuestra psicóloga de cabecera, Ana Villarrubia, nos da 5 claves para superarla con éxito.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la quieres perder)

Tristeza, llanto desconsolado, ansiedad, miedo, angustia, desesperación, problemas para conciliar o mantener el sueño… El dolor que sucede a una ruptura amorosa puede llegar a ser muy intenso y todos sus síntomas pueden desembocar en un trastorno afectivo de mayor gravedad. Una separación puede vivirse de manera muy racional cuando se ha tomado una decisión y se ha tenido tiempo para ir asimilando sus consecuencias pero también puede provocar una considerable agonía cuando no es voluntaria o se produce en un contexto de incertidumbre y falta de apoyo. El sufrimiento y el dolor ante la pérdida forman parte de la vida y nada puede hacerse por extirparlo de manera radical pero sí puedes entrenar algunas estrategias para elaborar un dolor tan intenso como el dolor que produce el desamor, de manera que sea manejable y, finalmente, superable.

Publicidad

Te hago, a continuación, cinco recomendaciones para que puedas tomar las riendas de tu vida incluso en un momento de descontrol y readaptación tan grande como el de una separación, y para que puedas llegar a ser capaz de reencauzar tu vida en base a nuevos proyectos, ilusiones y objetivos.

Acepta que la situación es dolorosa y no existen milagros para acabar con el malestar. Aceptar una pérdida, del tipo que sea, conlleva tiempo. Después de una separación has de elaborar tu duelo y para ello es necesario reconocer el daño sufrido y no “mirar para otro lado”. Hacer “como si nada” ante un suceso como este no es nunca una buena estrategia en el medio y largo plazo.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la...
Imagen de la película 27 vestidos para ilustrar el artículo 7 frases que pueden arruinar una primera cita, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia, para la revista AR
8 frases que pueden arruinar una primera cita
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

No te aísles. Aunque al principio quieras estar sola un poco más a menudo de lo habitual e incluso sientas que necesitas ratos de soledad procura que no pase demasiado tiempo sin estar rodeada de la gente que te quiere. Reserva un espacio semanal para la familia y otro para las viejas amistades y el ocio compartido. Es probable que en el momento te de pereza porque te sientas rara o porque no te apetezca “airear trapos sucios”, es comprensible; pero te puedo garantizar que después de haber compartido un rato con familiares y amigos, aunque solo hayáis charlado un poco, te alegrarás de haberlo hecho.

Ocupa tu tiempo con pequeñas metas diarias. La desesperanza es una de las emociones más incómodas, incapacitantes y, por desgracia, habituales ante una ruptura sentimental. Para combatirla planifica tu día a día ocupando tu tiempo con novedosos y pequeños objetivos que puedas alcanzar con un poquito de esfuerzo. Leer un libro, llegar hasta un cierto punto con el trabajo o reordenar uno a uno los cajones del armario son metas que te mantendrán ocupada pero además generarán mucha satisfacción una vez las hayas conseguido.

Introduce cambios en tu rutina. Que no todo sean cambios a peor e impuestos por la situación desagradable. Decide tú qué cosas quieres cambiar en esta nueva etapa. Cómprate ropa de ese otro estilo que siempre te ha atraído, come más sano, pide que te diseñen una rutina de ejercicio en el gimnasio, prueba una clase nueva o hazte ese corte de pelo con el que dudabas. Haz algunos cambios en tu vida decididos y planificados por ti con el objetivo de sentirte y verte algo diferente.

No dudes en buscar apoyo. Si necesitas ayuda, pídela. Quienes te rodean te comprenderán y habrán pasado por lo mismo alguna vez en su vida; además de que te conocen bien como para poder empatizar contigo fácilmente. Si crees que la situación te sobrepasa o que los amigos ya no pueden hacer más entonces puedes recurrir a un profesional. Los psicólogos sabemos manejar este tipo de situaciones y, con un poco de voluntad y confianza por tu parte, una ayuda terapéutica puede ser tremendamente útil.

www.anavillarrubia.com